Archivo de Público
Viernes, 21 de Enero de 2011

La reforma laboral aún no incide en la forma de despedir

Los contratos con 33 días de indemnización se dispararon a finales de 2010

B .C. B. ·21/01/2011 - 01:00h

De forma imprevista, y algo improvisada, el Ministerio de Trabajo hizo ayer examen del primer semestre de puesta en marcha de la reforma laboral con una contundente conclusión: las nuevas medidas necesitan más tiempo para lograr los efectos deseados, esto es, aumentar la contratación indefinida y que el despido se haga por la vía más barata, con 20 días de indemnización.

Pese a esta conclusión, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez que insistió en que la medida estaba planteada para el medio plazo, desgranó algunas cifras que cree que apuntan a que la reforma va en la buena dirección. Por ejemplo, en el caso de los despedidos conocidos como exprés (que son improcedentes y se indemnizan con 45 días por año trabajado), Trabajo constata una reducción del 10% entre julio y noviembre, respecto a la primera mitad de año. El Gobierno, pretendía con la reforma facilitar al empresario el despido objetivo.

Así, este tipo de despidos en los que se aducen causas económicas o de producción, registran una "cierta tendencia al alza", con 13.338 despidos mensuales de media. En total, el peso de los despidos exprés ha pasado de representar el 80,4% de todos los despidos antes de la reforma a suponer el 76,3% y el peso de los despidos objetivos ha aumentado desde el 18,3% al 22,7%.

Un efecto más tangible es el del incremento de los contratos de Fomento del Empleo, esto es, aquellos que tienen una indemnización de 33 días por año trabajado. De julio a diciembre se realizaron 167.193 contratos indefinidos de 33 días, un 52,1% más que en el mismo periodo de 2009. Gómez cree que es un incremento importante si se tiene en cuenta que en la segunda mitad de 2010 no se produjo un crecimiento "significativo" del empleo neto. El mayor volumen de este tipo de contratos se produjo en los últimos meses del año. En diciembre, el uso del contrato de fomento se disparó un 136%. El repunte de los contratos de 33 días en estos seis meses de aplicación de la reforma se debe al aumento de las conversiones de temporales a fijos, con un ritmo de 26.129 conversiones sólo en el mes de diciembre.