Archivo de Público
Jueves, 20 de Enero de 2011

Rajoy afirma que no habla del Gobierno porque no le interesa a nadie

EFE ·20/01/2011 - 22:57h

EFE - El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, a su llegada esta noche al acto de presentación de los candidatos municipales del PP en la provincia de Córdoba.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha adelantado hoy que la Convención que celebra su partido desde mañana en Sevilla abordará "lo que le importa a la gente", como el empleo y el bienestar, pero ha advertido de que "hay alguien" de quien no va a hablar, ni "de su Gobierno", porque "ya no le interesa a nadie".

Rajoy, que ha clausurado en Córdoba el acto de presentación de los candidatos municipales del PP de la provincia al que han acudido unos 2.500 simpatizantes, se ha referido de este modo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque ha insistido, sin nombrarlo: "de él no voy a hablar".

Así, ha asegurado que los populares debatirán en Sevilla de los impuestos "pero no del que los subió cinco veces en un año", de las pensiones, "pero no de quien las congeló" y de los funcionarios, "pero no de ese en el que estáis pensando".

El motivo que ha esgrimido para no hacer alusión al Gobierno es que "ya ha nadie le interesa", porque "está en tiempos de descuento" y además "ha consagrado el sobresalto como una forma de hacer política".

En cambio, Rajoy ha animado a sus simpatizantes a "combatir el miedo con esperanza e ilusión" y a sacudirse "el fatalismo y la resignación que ha provocado de quien no vamos a hablar".

Además, el presidente del PP ha justificado su decisión de celebrar la convención en Sevilla al señalar que "en Andalucía empieza el cambio" y, en concreto, el 22 de mayo, cuando se ha mostrado confiado en que el PP logrará la mayoría de las alcaldías en la región.

Tras esta victoria, "poco tiempo después, vendrá el cambio en Andalucía", con las próximas elecciones regionales, en las que se ha augurado que su partido conseguirá el gobierno de la Junta de Andalucía, pues "30 años después hay que cambiar, porque es algo sano, saludable y absolutamente necesario", sobre todo "cuando los que están no son capaces de gestionar con acierto lo que es de todos".

"Los andaluces saben que el paro no es una maldición bíblica que venga del cielo", ha subrayado Rajoy, quien ha añadido que los andaluces también saben que "Andalucía es un gran pueblo con un mal gobierno" que tiene "un potencial infinitamente mayor que la cosecha que presentan los socialistas".

En esta línea, el presidente del PP-A, Javier Arenas, ha afirmado que si en 2012 logra presidir la Junta de Andalucía, la primera medida que tomará "en la primera semana" será la supresión del 50 por ciento de altos cargos de la Junta y ha asegurado que "eso traerá confianza".

Su segunda decisión será, a los quince días de gobernar, suprimir el impuesto de sucesiones y donaciones, de forma que Andalucía no sea "la comunidad donde se pagan más impuestos, y la tercera medida pasará, al mes de llegar a la Presidencia de la Junta, por "una reforma profunda de la educación" en la que empezará por "la autoridad pública de los profesores".

También ha sostenido Arenas que si el PP gana las elecciones autonómicas, Andalucía tendrá un "gobierno más humilde", pues en su opinión, en la actualidad "sobran muchos kilos de soberbia y de prepotencia".

Le ha criticado además al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, el ser un presidente "que no pasó por las urnas" y ha asegurado que si su partido logra el gobierno en Andalucía, "esas malas prácticas se van a terminar".