Archivo de Público
Jueves, 20 de Enero de 2011

Proyecto de ley de amnistía general en Túnez

El Estado se incautará de todos los bienes de la Reagrupación Constitucional Democrática, el partido de Ben Alí

PÚBLICO.ES ·20/01/2011 - 18:16h

El Gobierno de transición tunecino adoptó hoy un proyecto de ley de amnistía general, que incluye a los islamistas presos del partido ilegal Enahda, anunció hoy el ministro de Enseñanza Superior, Ahmed Brahim, a la salida del primer Consejo de Ministros del Ejecutivo. Además el Estado tunecino se incautará de todos los bienes de la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido en el poder del régimen del presidente depuesto, Zine el Abidine Ben Alí, anunció hoy el portavoz del Gobierno de transición, Taieb Bacuche.

"El movimiento Enahda se verá también afectado por la amnistía general", dijo Brahim, secretario general del movimiento Etajdid y uno de los representantes de los tres partidos de oposición legal en el Gobierno de transición.

El proyecto de ley deberá todavía ser aprobado por el Parlamento, donde la gran mayoría de los diputados pertenecen al partido del poder del anterior régimen, la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD). Fuentes de las fuerzas opositoras integrantes del Gobierno de transición indicaronque el proyecto de amnistía general incluye a todos los tunecinos que debieron exiliarse tras ser condenados a prisión durante el régimen del depuesto presidente, Zine el Abidine Ben Alí.

Las mismas fuentes indicaron que el Ejecutivo está negociando con personalidades independientes de prestigio para sustituir a los tres ministros opositores que han dimitido en desacuerdo con el peso de los ministros del anterior régimen en el Gabinete.

Inspirado en los Hermanos Musulmanes

También deberá ser sustituido un ministro del RCD que anunció hoy su dimisión. Las fuentes citadas señalaron además que el ministro de Educación Nacional, Taieb Bacouche, próximo al RCD, ha sido nombrado hoy portavoz del Gobierno

El partido islamista Enahda, fundado en 1987 e inspirado en el movimiento egipcio de los Hermanos Musulmanes, anunció el pasado martes que iba a demandar su legalización para participar en el proceso de transición tunecino. Tolerado hasta las elecciones de 1989 por el régimen de Ben Alí, Enahda fue prohibido posteriormente tras alcanzar un considerable apoyo social y sus militantes fueron encarcelados.