Jueves, 10 de Enero de 2008

Clara de Rojas pide respeto a los derechos de Emmanuel y dice no sentir odio

EFE ·10/01/2008 - 15:18h

EFE - Imagen de archivo de Clara González de Rojas (d), madre de Clara Rojas, ex candidata a la vicepresidencia de Colombia y rehén de las FARC.

Clara González de Rojas, madre de Clara Rojas, quien en breve se espera será liberada por las FARC en las selvas del sureste de Colombia tras casi seis años de secuestro, pidió hoy respeto por los derechos de su nieto Emmanuel y dijo que en su corazón no se alberga ni odio ni rencor.

Doña Clara, pocas horas antes de que su hija regrese a la libertad junto con la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo, dijo hoy en declaraciones a Caracol Radio desde Caracas, en donde se encuentra desde el año pasado a la espera de su hija, que Dios "ha protegido a este bebé -Emmanuel- y a mi hija para yo lograr llegar a este punto, a esta etapa".

Sobre su nieto Emmanuel, hijo de Clara Rojas, nacido en cautiverio, dijo que espera reunirse con él tan pronto se pueda y reveló que ha mantenido permanente comunicación, "a la mañana y en la tarde" con la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Elvira Forero, a cuyo cuidado se encuentra el niño hace algo más de dos años bajo el nombre de Juan David Gómez Tapiero.

La directora, dijo González, "siempre me asegura que (el niño) está muy bien protegido, que es un niñito que inspira muchísima ternura y es lindo que sea así".

Dijo que "no me han mandado fotos; lo conocí por los ojos que sacó la revista Semana por la internet (...) unos ojos muy lindos".

Pero acotó que "los niños tiene unos derechos que no podemos violarlos" porque, agregó, hay que ser muy cuidadosos.

"He manejado las cosa con mucha ética y de ahora en adelante espero que la gente también se comporte con ética y respetando los derechos de este pequeño niño".

Dijo que por lo que sabe de la salud de Emmanuel, el niño necesita fortalecer los músculos, los nervios, los tendones, "porque estuvo tanto tiempo lesionado", desde su nacimiento en la selva, cuando uno de sus brazos sufrió una fractura.

Sobre la estadía suya y de su hija en Venezuela, Clara de Rojas manifestó que "depende cómo esté la salud de ella y aquí lo decidiremos" porque, agregó, debe recuperarse "de la mejor forma posible, tan pronto sea posible".

Sobre su inmediato futuro y el de su familia, la abuela de Emmanuel afirmó que "esa parte tenemos que reconsiderarla y pensarla, no se (..) hay que tomar varias decisiones" y reclamó que sean tratados con respeto.

Para Clara de Rojas "el perdón tiene una connotación bastante implícita; el perdón es que uno no tiene que odiar" porque "cuando uno empieza a no perdonar, a alimentar esos odios, esos rencores, esas indisposiciones que le perturban el alma y la vida, es cuando la vida se hace irreconciliable".

"Perdonar es estar en paz; yo no tengo rencor ni odio contra alguien y sobre todo la más afectada por no perdonar sería yo misma y eso no quiero que me suceda", expresó.