Archivo de Público
Jueves, 20 de Enero de 2011

Francolandia abre sus puertas

La campaña de apoyo a Garzón, Franconohamuerto.com, queda inaugurada con un castillo hinchable del Valle de los Caídos

PATRICIA CAMPELO ·20/01/2011 - 14:10h

Leo Bassi, en la presentación de la plataforma de apoyo a Garzón. MÓNICA PATXOT / PÚBLICO

Las nuevas tecnologías al servicio de la causa. Es lo que proponen los integrantes de la plataforma ciudadana Franconohamuerto.com, que ha inaugurado en el Ateneo madrileño una iniciativa con la que agitar a la ciudadanía en favor de las víctimas del franquismo, y apoyar al juez Baltasar Garzón ante la proximidad del juicio que se seguirá contra él en el Supremo en relación a su intento de investigar los crímenes de la dictadura. "Memoria, justicia y democracia" son los pilares de una estructura cuyas herramientas de actuación serán las redes sociales.

"Todo surge ante el intento de frenar la investigación que pidieron los familiares, víctimas de desapariciones durante el franquismo, esos que siguen concentrándose cada jueves en la Puerta del Sol". Un miembro del colectivo hace las presentaciones cubierto con una careta con el rostro del magistrado suspendido en funciones atravesado por las flechas del escudo franquista. No revela su identidad porque han apostado por ser un "colectivo anónimo" en el que el protagonista sea "el pueblo", esto es, Internet. "Es la democracia más real que existe", sostiene.

Las campañas se cocerán en las redes sociales. En Facebook y Twitter ya tienen perfiles. Flickr acogerá galerías de imágenes copy left y en Youtube y Vimeo colgarán todos los vídeos relacionados con la causa. "Todo vinculado a la memoria de los desaparecidos y contra la impunidad de los crímenes franquistas", explica el ciudadano anónimo.

Peticiones concretas

Leo Bassi: "La risa es un arma política muy fuerte"

"Concretos y ágiles". Así serán en su respuesta a las peticiones que canalizarán a través del portal actuable.es y en el que ya han comenzado a reunir firmas para pedir la derogación de la Ley de Amnistía. "Cada acción irá acompañada de una petición política" y la primera de ellas será la campaña de publicidad en autobuses en Londres, Madrid y Barcelona, con la imagen de Garzón que se representa en las caretas y cuyos costes los harán mañana públicos en el perfil de Facebook.

El colectivo abraza lo lúdico y la participación social como forma de llegar a la gente. "Habrá videojuegos, cómics que hablen de la Transición, campañas virales, etc". El golpe inicial pretenden darlo con los carteles en los autobuses, pero eso sólo será el preludio de numerosas acciones. La recaudación se hará a través de internet y siempre "para causas justas" para las que pedirás cantidades concretas.

Leo Bassi ha puesto la guinda con una actuación en la que ha defendido la risa "como arma política muy fuerte" y ha subrayado la necesidad de que los jóvenes se unan a la causa. Esta idea la ha ilustrado una actriz que, a modo de alegoría, —vestida de negro, con mantilla y peineta, gafas de sol y una banda con los colores de la rojigualda—  ha leído el poema Llamo a la juventud, de Miguel Hernández. A los "jóvenes incautos" se lo ha dedicado.

El colofón final ha llegado con el castillo hinchable Francolandia, que más adelante llegará a varias ciudades españolas y en el que todo el que quiera podrá subir a cambio de un precio voluntario. Leo Bassi ha invitado al público a saltar encima antes de despedirse recordando una de las peticiones que harán llegar al Congreso: convertir Cuelgamuros en el Museo del Franquismo.