Jueves, 10 de Enero de 2008

Comenzó la operación para liberar a las dos rehenes de las FARC

EFE ·10/01/2008 - 12:06h

EFE - Restrepo se desplazó hasta esa ciudad para coordinar desde el aeropuerto local la parte que le compete a Colombia en la operación humanitaria de entrega de Rojas y la ex congresista Consuelo González de Perdomo.

La operación colombiano-venezolana para facilitar que la guerrilla de las FARC entregue a las rehenes Clara Rojas y Consuelo González en una región selvática de Colombia comenzó hoy a las 11.00 GMT.

A esa hora, entró en vigor la suspensión de las operaciones militares en la zona selvática del sureste de Colombia, donde la guerrilla prevé entregarlas, mientras que de Venezuela partieron hoy hacia territorio colombiano dos helicópteros con la misión de recoger a las rehenes.

Los dos helicópteros MI17 con emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y enviados por el Gobierno de Venezuela llegaron a las 13.25 GMT a la ciudad colombiana de San José del Guaviare, situada a 340 kilómetros al sureste de Bogotá, para recoger a las dos secuestradas.

La ex candidata a la Vicepresidencia de Colombia Clara Rojas fue secuestrada por las FARC el 23 de febrero de 2002 y la ex congresista Consuelo González de Perdomo está cautiva desde el 10 de septiembre de 2001.

También viajaron hoy a San José del Guaviare el alto comisionado para la Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, acompañado de uno de los hermanos de Clara Rojas.

Restrepo se desplazó hasta esa ciudad para coordinar desde el aeropuerto local la parte que le compete a Colombia en la operación humanitaria de entrega de las rehenes, informaron fuentes del Ejecutivo en Bogotá.

Las operaciones de las Fuerzas Armadas colombianas en la región del sureste de Colombia fueron suspendidas a las 06.00 hora local (11.00 GMT) y serán reanudadas hacia las 18.00 locales (23.00 GMT), según decidió anoche el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

La medida tiene alcance sobre una vasta zona comprendida entre San José del Guaviare, la capital departamental del Guaviare, y las localidades de El Retorno y Miraflores, en la misma región selvática.

Sin embargo, Santos dijo que el plazo de doce horas otorgado para esta misión humanitaria es susceptible de prórroga, en el caso de que "el clima y otras situaciones demoren el proceso".

De momento, la operación deberá estar completada antes de las 18.00 hora local (23.00 GMT), cuando expira la autorización del Ejecutivo de Bogotá para la entrada y salida de las dos aeronaves que Venezuela movilizará para esta misión humanitaria.

La autorización fue anunciada los ministros colombianos de Relaciones Exteriores, Fernando Araújo, y de Defensa, en respuesta a una solicitud previa del Ejecutivo del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Chávez anunció el miércoles que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) le habían dado a conocer las coordenadas de la zona selvática del departamento del Guaviare en la que le entregarán a sus delegados a las rehenes.

Irma Alvarez, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja en Venezuela (CICR), anunció en la emisora estatal venezolana VTV la partida de los helicópteros y que "la operación está en curso".

Alvarez no ofreció detalles sobre el lugar desde donde despegaron los helicópteros, ni otros pormenores.

El ministro de Defensa colombiano informó anoche que en las aeronaves solo estarán los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el ministro del Interior de Venezuela, Ramón Rodríguez Chacín; un funcionario de la Presidencia de Venezuela, un asistente y el embajador de Cuba en Caracas, Germán Sánchez.

Por su parte, la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba, ex mediadora para el frustrado canje humanitario entre rehenes y guerrilleros presos, afirmó anoche en Caracas que la operación estará marcada por la "discreción y el sigilo".

Reveló que así lo expresó en una carta el portavoz de las FARC Raúl Reyes, en la que "habla de la discreción, del sigilo, y todo lo que está rodeando ahora esta decisión de hacer la entrega".

En esta ocasión, el Gobierno venezolano no ha informado de los detalles de la entrega, a diferencia de lo ocurrido en diciembre pasado, cuando la llamada "Operación Emmanuel", en la que además de las dos rehenes debía ser entregado el hijo de Clara Rojas nacido en cautiverio, estuvo caracterizada por un importante despliegue mediático impulsado por Caracas.

Las FARC reconocieron posteriormente que no tenían en su poder al menor, lo que fue el verdadero motivo, según el presidente colombiano, de que la guerrilla no haya cumplido el 31 de diciembre con la entrega, y no operaciones militares como argumentaron.