Archivo de Público
Jueves, 20 de Enero de 2011

"¡Allí comemos huevos!"

El show de Quique Sánchez Flores en el entrenamiento del Atlético

L. J. MOÑINO ·20/01/2011 - 08:20h

El show de Quique Sánchez Flores en el entrenamiento del Atlético.

"Ahí asustas y allí comemos huevos", repetía ayer Quique a sus delanteros. La consigna tenía que ver con la presión sobre la salida del balón del Madrid a la que dedicó la mayor parte del entrenamiento. El técnico rojiblanco simuló con muñecos de metal clavados en la hierba la disposición del Madrid en 4-2-3-1. En el simulacro, cuando el balón lo tenía ese Casillas metálico, ordenaba una presión sin llegar hasta él [ahí asustamos], pero cuando se simulaba que el portero abría a un lateral, mandaba una presión feroz ["ahí comemos huevos"].

El ejercicio se repetía con la misma intensidad suponiendo que el Madrid lograba superar la primera línea de presión del Atlético. Entonces, disponía los muñecos del Madrid. "¡Elías, hasta el final, hasta el final!", gritaba Quique al brasileño para que se desplazara de una posición centrada hasta la línea de banda. Al centrocampista brasileño se le veía que aún le cuesta asimilar los conceptos tácticos y aplicarlos con la intensidad necesaria.

Quique pretende acorralar al Madrid con una fuerte presión en los primeros minutos, someterle a un acoso y derribo para que la pelota no le corra. Con ese estilo espera que la hinchada atlética acompañe la carga inicial con el suficiente nivel de decibelios para que el Madrid se bloquee y se sienta intimidado.

Reyes, en punta

Frente al Mallorca y sin el Kun, Reyes fue la pareja de Forlán. Quique cargará gran parte del juego ofensivo sobre el andaluz. En los dos precedentes de esta temporada, una de las obsesiones de Mourinho fue que Reyes jugara lo más incómodo posible. "En los dos partidos anteriores, ellos intentaron que Reyes no se diera la vuelta. En cuanto intentaba girarse, tenía dos jugadores encima", apunta Quique.

La solución que parece haber encontrado es que Reyes transite por posiciones más avanzadas: "Cuando juega tan pegado a la cal, es una referencia más fácil de tomar y de defender. Arriba es más imprevisible para los defensas y me gustan los puntas que combinan".