Jueves, 10 de Enero de 2008

Solbes dice que la desaceleración de la economía se puede afrontar con "gran tranquilidad"

EFE ·10/01/2008 - 12:18h

EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno español, Pedro Solbes, aseguró hoy que la desaceleración actual de la economía española se puede afrontar con "una gran tranquilidad".

El vicepresidente segundo del Gobierno español, Pedro Solbes, aseguró hoy que la desaceleración actual de la economía española se puede afrontar con "una gran tranquilidad" e insistió en que las medidas puntuales para afrontar problemas como la elevada inflación actual "no sirven para nada".

En su réplica a los grupos parlamentarios en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, Solbes aseguró que se da por "satisfecho" porque ha comenzado en esta legislatura el cambio en el modelo de crecimiento, con un menor peso de la construcción y el consumo y una mayor inversión en bienes de equipo, industria e infraestructuras, así como con la mejora del sector exterior.

Reconoció que no se da por satisfecho "en absoluto" con los avances en I+D+i, que aún requieren "mucho esfuerzo adicional".

Apuntó que una de las mayores consecuciones de estos años ha sido la de aumentar el crecimiento potencial de la economía, que ahora se sitúa entre el 3 y el 3,5 por ciento.

Esto supone, añadió, que "si hacemos las cosas con cierto sentido común" es "perfectamente posible" que la economía siga creciendo en el entorno del 3 por ciento durante periodos de "cierta dificultad".

Asimismo explicó que el Gobierno español rebajó finalmente dos décimas su previsión de crecimiento para este año, hasta el 3,1 por ciento, por entender que la crisis de liquidez provocada por las turbulencias de los mercados internacionales "va a tener alguna incidencia" en España.

En cualquier caso, insistió, "estamos en la mejor de las situaciones posibles para hacer frente a nuevos elementos".

Solbes recordó que él cree en la teoría de los ciclos económicos y en que "después de los buenos llegan los malos" y por eso defendió la política fiscal que ha practicado el Gobierno (socialista), encaminada a lograr un creciente superávit, para contar con margen en periodos de menor bonanza.

España, reiteró, "está preparada" para afrontar la coyuntura actual, y entre las razones que adujo citó la situación financiera de las cuentas públicas, que permite llevar a cabo "impulsos de tipo fiscal" y que supone que si "hay que ir más lejos", por mayores dificultades, se puede recurrir al superávit.

Otra de las razones que apuntó fue la creación de empleo lograda en estos cuatro años, con tres millones más de puestos de trabajo que han venido acompañados de "una inversión adicional de capital físico y tecnológico" y de una "ligera mejora" en la calidad del empleo.

Ante la acusación del portavoz del Parido Popular (el principal de la oposición), Vicente Martínez Pujalte, de no haber tenido "narices" para hacer "lo que hay que hacer", Solbes le replicó que en esta legislatura ha tenido que tomar decisiones económicas "valientes e incluso arriesgadas" porque el PP "no se atrevió" a hacerlo, y puso como ejemplo la reforma de RTVE y la privatización de los astilleros.

Solbes explicó que España tiene la inflación que tiene, que es 1,2 puntos superior a la del conjunto de la zona euro, por tres razones: su dependencia energética, el efecto del alza de los alimentos y la subida de determinados bienes y servicios.