Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

La ONU pide 55 millones de dólares para los refugiados marfileños en Liberia

EFE ·19/01/2011 - 17:30h

EFE - Según explicó Naciones Unidas, las localidades liberianas cercanas a la frontera han abierto hasta ahora sus puertas a los refugiados, pero el alto número de las personas que necesitan ayuda supera los escasos recursos de las familias que los han acogido. En la imagen, refugiados de Costa de Marfil esperan en un centro en Nimba, Libera. EFE/Archivo

Naciones Unidas solicitó hoy a los donantes internacionales 55 millones de dólares en ayuda financiera para los cerca de 33.000 marfileños que se han refugiado en la vecina Liberia a causa de la crisis en su país.

El organismo mundial señaló que un número creciente de personas, en su mayoría mujeres y menores de edad, cruzan la frontera liberiana cada día para escapar de los enfrentamientos en Costa de Marfil entre los partidarios del actual mandatario, Laurent Gbagbo, y su rival Alassane Ouattara, al que la comunidad internacional considera ganador de las pasadas elecciones presidenciales.

"Hay una necesidad urgente de incrementar sin más demoras la respuesta humanitaria", dijo en un comunicado el coordinador humanitario de la ONU en Liberia, Mustafa Soumare, quien recordó que este país aún se está recuperando de su propia guerra civil.

Según explicó Naciones Unidas, las localidades liberianas cercanas a la frontera han abierto hasta ahora sus puertas a los refugiados, pero el alto número de las personas que necesitan ayuda supera los escasos recursos de las familias que los han acogido.

En consecuencia, prosigue la nota de la ONU, se ha empezado a construir un campo en la población de Bahn en el que se prevé ofrecer refugio, alimentos, agua y servicios sanitarios a los desplazados marfileños.

Precisamente, la mayor parte de los fondos solicitados hoy, unos 33 millones de dólares, se canalizarán a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para adquirir los materiales con los que se construirá el campamento, indicó Naciones Unidas.

Además, se destinarán otros 10,8 millones de dólares para proporcionar alimentos durante los próximos seis meses a los refugiados marfileños, así como a las familias liberianas que los han acogido.

La crisis de Costa de Marfil se desató tras la segunda vuelta de los comicios presidenciales del pasado 28 de noviembre, cuando la Comisión Electoral Independiente (CEI) dio la victoria con una amplia ventaja a Ouattara, resultado que fue certificado por la ONU y reconocido por la comunidad internacional.

Sin embargo, Gbagbo no admitió ese resultado y recurrió al Consejo Constitucional, controlado por sus seguidores, que anuló la votaciones en siete departamentos ampliamente favorables a Ouattara y le otorgó la victoria, pese al rechazo de la comunidad internacional.

Los enfrentamientos que se han producido desde entonces han costado la vida de al menos 247 personas, aunque los defensores de los derechos humanos sospechan que la cifra real de víctimas es mucho mayor.