Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

Los palestinos piden al Consejo de Seguridad que envíe un "mensaje fuerte" a Israel

EFE ·19/01/2011 - 22:41h

EFE - La oposición estadounidense a la resolución palestina contrastó con la de las otras 14 delegaciones del máximo órgano de seguridad, que en su inmensa mayoría expresaron su apoyo a una condena de los asentamientos en territorio ocupado. EFE/Archivo

La representación palestina ante la ONU, respaldada por los países árabes, pidió hoy al Consejo de Seguridad del organismo que envíe un "mensaje fuerte" a Israel condenando los asentamientos en territorio ocupado, aunque la oposición de EE.UU. hace improbable su aprobación.

"Se debe mandar un mensaje fuerte de que entramos en una era y que el desafío israelí al derecho y la voluntad de la comunidad internacional no se tolerará", dijo el representante palestino ante la ONU, Ryad Mansur, en la reunión mensual del máximo órgano de seguridad sobre Oriente Medio.

El Consejo de Seguridad abordó hoy la situación en la región un día después de que el Líbano presentara oficialmente un proyecto de resolución de condena a los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este.

El documento cuenta con el copatrocinio de más de un centenar de países y el aparente respaldo de todos los miembros del Consejo, a excepción de Estados Unidos.

En su intervención, Mansur recordó que Naciones Unidas ha mantenido con consistencia la posición de que las colonias judías vulneran el derecho internacional, pero lamentó que hasta ahora no haya emprendido acciones para que se haga cumplir la legalidad.

Asimismo, advirtió que el crecimiento de los asentamientos pone en peligro más que nunca la solución de los dos Estados, uno israelí y otro palestino, que convivan en paz.

La embajadora adjunta de EE.UU., Rosemary DiCarlo, reiteró en su turno de palabra la oposición de Washington a los asentamientos, que calificó de "corrosivos" para los esfuerzos de paz en la región.

De todos modos, señaló que la mejor manera de resolver los asuntos más relevantes del proceso de paz es mediante la negociación directa entre los dos bandos, sin recurrir al Consejo de Seguridad.

"Por lo tanto, nos hemos opuesto de manera consistente a los intentos de abordar estos asuntos en el Consejo y lo seguiremos haciendo porque estas acciones no nos acercan al objetivo de una solución negociada", agregó.

La oposición estadounidense a la resolución palestina contrastó con la de las otras 14 delegaciones del máximo órgano de seguridad, que en su inmensa mayoría expresaron su apoyo a una condena de los asentamientos en territorio ocupado.

"Francia desea que las iniciativas en este asunto puedan constituir un elemento constructivo de los esfuerzos para relanzar las discusiones entre las partes", dijo el embajador francés, Gérard Araud, quien consideró que "no habrá una solución al conflicto si no se detiene la colonización".

En esa misma línea, Brasil exigió el cese "inmediato y completo" de las actividades en los asentamientos que ha pedido la comunidad internacional.

Por ello, la resolución palestina "enviaría la señal correcta a las partes: que la comunidad internacional se toma en serio el intento de garantizar la viabilidad de una solución de dos Estados", apuntó la embajadora brasileña ante la ONU, Maria Luiza Ribeiro Viotti.

Por su parte, el embajador británico, Mark Lyall Grant, criticó en particular la decisión israelí de demoler el histórico hotel Shepherd en Jerusalén Este y los planes de construir 1.380 viviendas nuevas en el asentamiento de Gilo.

"Con actuaciones como estas, no es una sorpresa que se pida a este Consejo que considere una resolución de condena a los asentamientos", agregó.

Pese al fuerte respaldo que parece tener el proyecto de resolución palestino, la posibilidad de que EE.UU. ejerza su poder de veto ha hecho que sus patrocinadores no precisen cuándo la presentarán a votación.

"Somos muy pacientes", aseguró Mansur a la salida de la reunión del Consejo de Seguridad.