Archivo de Público
Jueves, 20 de Enero de 2011

Los hoteleros prevén empezar a subir los precios desde este año

El sector pide que la ley permita flexibilidad en los contratos de trabajo

ANA FLORES ·20/01/2011 - 01:00h

Stand de Egipto en la feria Fitur 2011.

"A pesar del riesgo que corro de que haya alguien de Competencia en la sala, tengo que decir que hay que subir los precios" de los hoteles. Joan Gaspart, presidente del grupo Husa y del consejo de turismo de la CEOE, se atrevió ayer, en el día de inauguración en Madrid de la feria turística Fitur, a expresar alto y claro su preocupación por la guerra de rebajas en la que lleva dos años inmerso el sector a causa de la crisis, en la que podrían haberse rebajado un 25% respecto a las tarifas que ofrecían en 2007. "Uno de los grandes temas de 2011 para los hoteleros va a ser perder el miedo y, sin pasarse, poner precios más adecuados", añadió.

El asunto podía parecer una opinión. Su compañero en el acto, el presidente y consejero delegado de NH Hoteles, Gabriele Burgio, no pareció estar muy de acuerdo. "En estos años se ha consolidado el éxito de Zara o Ikea. Salvo en lo que respecta a la energía, los ciudadanos se están acostumbrando a los precios bajos. Tenemos que trabajar para ganar dinero en la situación actual. NH ha bajado sus precios y la ocupación en España ha subido un 17%", declaró Burgio.

Pero frente al negocio centrado en el segmento urbano de NH, Gabriel Escarrer, presidente de la mayor cadena española de turismo vacacional, salió en defensa de las tesis de Gaspart. Escarrer no sólo estuvo de acuerdo en que "los precios no pueden caer más bajo". Reconoció que es probable que en los próximos meses "vivamos un cierto repunte".

Su hermano, Sebastián Escarrer, presidente del lobby turístico Exceltur, ya dejó caer el martes que la reactivación de la economía mundial y la subida de precios en destinos mediterráneos como Turquía y Egipto, que compiten con España, está permitiendo a los hoteles españoles empezar a subir ligeramente el precio.

Es esa mejoría en las perspectivas la que parece alimentar las esperanzas del sector de mejorar sus tarifas. Con todos sus compromisos financieros asegurados por una tesorería de 500 millones frente a pagos de 380 millones, Sol Meliá prevé invertir 90 millones de euros este año frente a los 40 millones de 2010. El grupo prevé también abrir un hotel cada tres o cuatro semanas hasta un total de 28 nuevos establecimientos.

Flexibilidad laboral

El día de ayer sirvió también para pedir al Gobierno reformas en su política turística. Burgio pidió un cambio en las relaciones laborales. "En Holanda tenemos 60 hoteles", explicó el presidente de NH, "y 10.000 empleados, porque son el equivalente a 2.000 trabajadores a jornada completa. Esto en España no se puede hacer. Seguimos pagando todas las horas, incluidas aquellas en las que no hay trabajo".

Gaspart estuvo de acuerdo con la "flexibilidad laboral" y pidió además la mejora de la promoción de España como destino, tanto por la colaboración público-privada como por el incremento de los fondos destinados a este fin.