Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

Greenpeace tacha de "incomprensible" el apoyo sindical a la energía nuclear

EFE ·19/01/2011 - 16:24h

EFE - Imagen de archivo de una de las salas de la central nuclear de Santa María de Garoña. EFE/Archivo

Greenpeace ha juzgado hoy "incomprensible" que el Gobierno y los sindicatos UGT y CCOO pudieran apostar por revisar la política nuclear y alargar la vida útil de las centrales.

En el primer caso, porque supone el incumplimiento de su programa electoral y en el segundo porque los dos sindicatos siempre han destacado el potencial laboral de las renovables frente a la energía nuclear.

La Vanguardia publica hoy que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero acepta revisar su política nuclear en el marco de la actual negociación del pacto social y, en todo caso, "condicionado a que salga adelante el retraso de la edad de jubilación".

Este posible acuerdo sobre la prórroga del funcionamiento de las plantas atómicas, cuya vida útil expira en 2021 -salvo la de Garoña (Burgos) que lo hace en 2013-, daría "un golpe mortal" a la creación de empleos verdes.

"¿Cómo piensa Zapatero crear ese millón de empleos verdes que anunció en la Cumbre del G-20 en Seúl si decide apoyar la energía nuclear y el carbón, y mientras tanto destruir el sector de las renovables, que son las únicas que pueden garantizar la creación de decenas de miles de empleos sostenibles?, señala en una nota de prensa la directora ejecutiva de Greenpeace, Miren Gutiérrez.

A juicio de esta organización, la postura de CCOO y UGT de apoyar "las energías sucias en detrimento de las renovables es del todo incomprensible.

"Nos sorprende especialmente que CCOO, que en sus congresos ha acordado apostar por el abandono de la energía nuclear, ahora plantee lo contrario, aceptando alargar la vida de unas centrales nucleares viejas, peligrosas y totalmente amortizadas", añade Carlos Bravo, responsable de la campaña de energía de Greenpeace.

La plataforma política Equo señala en un comunicado que alargar la vida de las centrales, además de suponer un incumplimiento más en el programa de Zapatero, es "una mala noticia para la ciudadanía".

"Ante la crisis económica no todo vale. Hay que buscar soluciones de verdad, no parches que no tienen en cuenta aspectos básicos como la salud y la seguridad de la gente", dice Juan López de Uralde, promotor de Equo.