Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

CCOO y UGT se encerrarán en protesta por el retraso de la edad de jubilación

EFE ·19/01/2011 - 07:51h

EFE - Delegados de CCOO y de UGT protagonizaron hoy un encierro en la sede madrileña del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), acción convocada por ambas centrales sindicales en otros centros similares de la Seguridad Social de toda españa, para protestar por la intención del Gobierno de retrasar la edad de jubilación a los 67 años.

CCOO y UGT han convocado para hoy ocupaciones en las sedes provinciales y comarcales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en toda España para manifestar su rechazo a la intención del Gobierno de retrasar la edad de jubilación a los 67 años.

En un comunicado conjunto, ambos sindicatos precisan que los encierros se producirán en 85 sedes del INSS y que también celebrarán asambleas en los centros de trabajo.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, explicó en Onda Cero que los sindicatos organizarán "cosas diversas" y explicó que no se trata "exactamente de encierros", sino que los sindicatos ocuparán "posiblemente de forma simbólica y durante poco tiempo" dichas sedes.

Lo que pretenden los sindicatos, según el líder de CCOO, es hacer una "primera demostración visible" de su "profundo desacuerdo" con la orientación de las reformas que persigue el Gobierno en materia de Seguridad Social, ya que es un "tema tremendamente importante, muy delicado, que afecta a millones de personas".

En el comunicado, CCOO y UGT insisten en la necesidad de un pacto global de las fuerzas sociales y políticas para afrontar los retos de la economía en un contexto de crisis, con dos asuntos urgentes: las pensiones y la negociación colectiva.

Para ambos es un "error de bulto" la intención del Ejecutivo de vincular el futuro del sistema público de pensiones a la salida de la crisis porque en su opinión "precipita e improvisa" el debate y las soluciones y no responde a los "verdaderos retos" de las pensiones públicas sino "al chantaje de los mercados financieros".

Por ello, reclaman una reforma "equilibrada" que preserve las características básicas del sistema de reparto, contributivo, redistributivo entre territorios y niveles de renta, además de solidario.

Para conseguirlo, creen que hay que incrementar los ingresos, aumentando las bases de cotización máximas y mínimas, las aportaciones públicas al sistema y mejorando las bases de cotización en los regímenes especiales de la Seguridad Social.

Además, para mejorar las pensiones, los sindicatos abogan por actuar en el mercado de trabajo y la creación de empleo de mejor calidad, con mayor tasa de actividad femenina y menor de paro juvenil.