Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

Suiza bloquea los fondos bancarios del ex presidente tunecino Ben Ali

EFE ·19/01/2011 - 09:54h

EFE - Trabajadores municipales limpian una calle de la capital tunecina, tras las protestas registradas en distintos puntos de la ciudad, ayer 18 de enero de 2011.

El Gobierno suizo anunció hoy que ha decidido bloquear los fondos depositados en bancos del país alpino por el expresidente de Túnez, Zine el Abidine Ben Alí, y sus familiares.

El Consejo Federal (gobierno colegiado) lo comunicó hoy en una conferencia de prensa en Berna, después de que tras la huida de Ben Alí de Túnez la semana pasada se hubieran multiplicado los llamamientos para dar este paso.

Suiza también ha decidido bloquear los haberes bancarios del presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, quien se niega a abandonar el poder tras haber perdido las elecciones.

"Estas medidas van en la dirección de animar a esos dos Estados a presentar peticiones de colaboración judicial en materia penal", explicó la ministra de Asuntos Exteriores y presidenta de Suiza, Micheline Calmy-Rey.

"Se trata de evitar que la plaza financiera suiza sirva para ocultar los fondos sustraídos a las poblaciones concernidas", agregó ante los medios en Berna.

La ministra dijo que en vista de la evolución de los acontecimientos en Túnez, el Consejo Federal quiso actuar rápidamente para evitar el riesgo de que los fondos fueran retirados.

Y en cuanto a Costa de Marfil, la decisión gubernamental busca evitar que Suiza sirva para evadir las medidas adoptadas por la Unión Europea, que esta semana endureció las sanciones adoptadas contra Gbagbo.

Diversos partidos y asociaciones habían pedido la congelación de los bienes del ex presidente Bel Ali depositados en Suiza, entre ellos la Asociación de Tunecinos en Suiza.

Esta agrupación consideró que los fondos bancarios de Ben Alí guardados en Suiza no debían desaparecer "en detrimento de su legítimo propietario, la república de Túnez", y señaló que tanto la fortuna monetaria como los bienes inmobiliarios provenían de "delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, del abuso de confianza y del desvío de fondos públicos y privados".

También el Partido Socialista Suizo había pedido la "urgente" congelación de los bienes de ex dictador que pudieran encontrarse en el país alpino.