Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

Chechenia dice que parejas deben ser VIH negativo para casarse

Reuters ·19/01/2011 - 12:13h

Los líderes espirituales del musulmán Chechenia ordenaron que todas las parejas que planean casarse prueben que son VIH negativos, lo que provocó la indignación de activistas y residentes que dicen que eso viola la ley rusa.

Una década después de que Moscú alejó a los separatistas del poder en la segunda de dos guerras, Chechenia se asienta en una paz frágil.

Los líderes espirituales están ganando influencia y poder en la región, lo que lleva a analistas a decir que Chechenia está evolucionando hacia la autonomía otra vez.

"Cualquier potencial novio o novia está obligado a presentar un certificado médico que pruebe que es VIH negativo", dijo el servicio de prensa checheno del muftí en un comunicado esta semana

Un imán sólo puede aprobar a un matrimonio una vez que se obtenga el certificado de VIH negativo. "Sólo un representante oficial de los clérigos de la república tiene ese derecho", agregó el comunicado.

La agobiante crisis de la heroína de Rusia significa que enfrenta una explosiva epidemia de VIH/sida -Naciones Unidas dice que al menos 1 millón de personas son VIH positivas- aunque Chechenia ha sido poco afectada por la enfermedad.

La orden llega después de que el muftí y otros jefes espirituales exigieron el año pasado un cierre total de todos los restaurantes durante el mes sagrado de Ramadán y organizaron bandas de hombres armados para hostigar a mujeres que no usaban velo.

Las órdenes del muftí no tienen peso legal, pero por lo general son seguidas porque es un respetado líder espiritual y debido a sus lazos con el líder de línea dura de Chechenia, Ramzan Kadyrov.

"Esto, por supuesto, no está dentro de la ley rusa", dijo Minkail Ezhiev, trabajador de derechos humanos y fundador del Foro de la Sociedad Civil Chechena. "Queremos que los derechos humanos sean tenidos en cuenta aquí", dijo a Reuters en Grozny.

El Kremlin depende de Kadyrov, quien luchó contra los rusos en la primera guerra pero luego cambió de bando, para mantener el orden en la violenta región en el norte del Cáucaso, donde la insurgencia islamista está en aumento.

Pero trabajadores de derechos y analistas dicen que los métodos de Kadyrov para dominar la región incluyen ofensivas contra los opositores e imponer su visión radical del Islam. Kadyrov ha desestimado los reclamos como intentos de ensuciar su nombre.