Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

Valcárcel asegura que sin lugar a dudas hay un componente político en la agresión a Cruz

EFE ·19/01/2011 - 09:17h

EFE - En la imagen de ayer, José David B.L., el joven detenido como presunto implicado en la agresión sufrida el pasado sábado por el consejero de Cultura de Murcia, es trasladado a la comisaría tras estar tres horas en el Juzgado de Guardia para practicar una diligencia relacionada con el material que la policía intervino durante el registro realizado en su domicilio.

El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha aludido hoy a la expresión "entre todos la mataron y ella sola se murió" para buscar una causa a la agresión sufrida el sábado por el consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz, que para él tiene "sin duda" un "componente político".

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Efe, el presidente murciano ha hablado de la "escalada de violencia" producida en la comunidad tras la aprobación de la ley de ajustes en el sector público, y ha insistido en el clima crispado, "alentado" desde la izquierda, de las semanas previas a la agresión.

Valcárcel, que se ha mostrado convencido de que Murcia recuperará "inmediatamente" los 16 años de "paz social" vividos hasta ahora, ha criticado las palabras de ayer en el Senado del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien acusó al PP de entrar en un proceso de "agitación" para pescar en "río revuelto".

"Ahora resulta que deberemos pedir perdón los que hemos recibido la agresión", ha advertido el presidente, quien ha criticado también la actuación de la Delegación del Gobierno en Murcia por no poner medios para evitar el "linchamiento" a cargos populares, las agresiones a su familia y el "estado de sitio" que, ha asegurado, sufrió su vivienda durante más de dos horas en una de las manifestaciones contra los ajustes.

Valcárcel ha dicho que el alcalde de la capital, Miguel Ángel Cámara, reclamó a la Delegación del Gobierno un cambio en el itinerario de las movilizaciones, que transcurren por la Gran Vía de Murcia -donde reside el presidente- y "no se hizo nada".

Sobre el plan de ajuste económico que rechazan los empleados públicos y que supuso el inicio de las movilizaciones la noche anterior a su aprobación, Valcárcel ha subrayado que su gobierno se vio obligado a adoptar esas medidas de "austeridad y recorte" por no poder endeudarse a pesar de ser "la cuarta comunidad menos endeudada de España".

También ha insistido en que el sector de la construcción "ha tenido una repercusión en el PIB regional inferior a la media nacional", y ha asegurado que, según datos del Ministerio de Economía, la Comunidad Autónoma de Murcia "es la que menos cuesta a los ciudadanos".

Además, ha reclamado el reconocimiento de 400.000 residentes en Murcia no contemplados por el sistema de financiación autonómica a los que "se prestan servicios sanitarios y de educación", puesto que -ha añadido- "si el estado no financia, baja la recaudación y no nos dejan endeudarnos, tenemos que adoptar medidas de recorte como las empleadas".