Jueves, 10 de Enero de 2008

Guillermo García López afronta el torneo "con mucha confianza"

EFE ·10/01/2008 - 13:03h

EFE - El tenista español Guillermo García-López.

El tenista albaceteño Guillermo García-López afronta el Abierto de Australia, que comienza la próxima semana y en el que jugará por cuarta vez, "con mucha confianza" en hacer un buen papel en el decimocuarto Gran Slam de su trayectoria deportiva.

El tenista rodense no quiso marcarse objetivos para la cita australiana, pero reconoció que llega con mucha confianza después del cambio de entrenador y de alcanzar los cuartos de final del Torneo de Chennai, donde fue eliminado por Rafa Nadal.

Las pistas de Melbourne Park traen buenos recuerdos al pupilo de Juan Esparcia, que en su primera participación comenzó a fraguar con un triunfo sobre Carlos Moyà y siguió cuando, por tercera vez consecutiva, el pasado año, el rodense superó la primera ronda. Por todo ello, García-López no dudó en reconocer que se siento cómodo en el que "en cierto modo, es", dijo, "mi torneo".

La presente edición, no obstante, tiene algo diferente, puesto que Guillermo no llega para dejarse llevar y sí pletórico de forma y confiando más que nunca en sus opciones, aunque manteniéndose fiel a su mejor arma de no perder la humildad.

"Llegar a los cuartos de final en Chennai me ha dado muchísima confianza. Me he sentido cómodo sobre pista rápida y creo que he sacado adelante partidos complicados ante gente curtida en este tipo de superficies, y eso siempre te da moral", confesó.

A la cuestión anímica hay que unir que la pista de Plexicushion se adapta a la perfección al juego de Guillermo, de pura potencia. "Aquí, con mi saque, puedo hacer daño y me permite jugar de una forma más agresiva", explicó.

Pese a que se dan todos los condicionantes para que prosiga su escalada hacia el Top-50, García-López sigue manteniendo los pies en el suelo y no se marcó objetivos a largo plazo.

"No puedo olvidar que voy a jugar un Grand Slam y que aquí cualquiera te puede meter en problemas. Llego en buenas condiciones, pero todo eso hay que demostrarlo a la hora de la verdad".

García López agregó que "lo mejor en este tipo de torneos es ir paso a paso. Así que, ahora mismo, mi objetivo más inmediato es superar la segunda ronda", reto que siempre ha cumplido en Melbourne. En la temporada 2005, en su primera participación, dio la sorpresa al eliminar a las primeras de cambio a Carlos Moyà, quinto favorito, por 7-5, 6-3, 3-6 y 6-3.