Archivo de Público
Miércoles, 19 de Enero de 2011

Golpe al entorno de la nueva Batasuna

La Guardia Civil detiene a un portavoz de la izquierda abertzale y al hijo de TxeluiMoreno. Rubalcaba dice que los arrestados querían "imponer las tesis" de ETA

PEDRO ÁGUEDA ·19/01/2011 - 01:00h

Trece detenidos es el resultado que en pocas horas dieron ayer cuatro operaciones policiales, casi simultáneas, de todas las fuerzas de seguridad con competencias en la lucha contra ETA. Sólo la Guardia Civil detuvo a seis jóvenes acusados de dirigir en Navarra la ilegalizada Ekin, organización que la banda ha utilizado para controlar al resto del entramado de la izquierda radical. La policía, por su parte, detuvo a otros cuatro jóvenes navarros por integrar la "estructura de propaganda" de Askatasuna, y la Ertzaintza practicó otro arresto tras resolver un acto de kale borroka de 2002. En Francia, dos huidos fueron arrestados y puestos en libertad por la tarde.

Tanto Ekin como Askatasuna son organizaciones declaradas ilegales por el Tribunal Supremo, que las considera parte de ETA. Según apuntó a media mañana el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, las dos operaciones policiales pretendían que ninguna de ellas "volviera a resurgir".

Gorka Mayo es colaborador de Moreno y ha dado ruedas de prensa

De Ekin, Rubalcaba dijo que "trata de imponer las tesis de la banda al conjunto de la izquierda abertzale". Por eso, entre los partidos que se relacionan con la ilegalizada Batasuna causó extrañeza, cuando no asombro, la identidad de algunos de los detenidos. Entre ellos, dos personas vinculadas al portavoz de Batasuna Txelui Moreno: Gorka Mayo Hermoso de Mendoza e Iker Moreno. El primero es estrecho colaborador del dirigente abertzale y el segundo, su hijo, cuya detención dejó una de las imágenes de la jornada: la de los gritos de apoyo de su padre mientras era introducido en un vehículo de la Guardia Civil. Hermoso ha acompañado a Txelui Moreno en las reuniones de las últimas semanas con Aralar y en todas ha aparecido como representante de las tesis que lidera Arnaldo Otegi a favor de abrir un nuevo escenario sin la intervención de la violencia de ETA. Incluso participó en euskera en una rueda de prensa celebrada el 8 de enero para informar de los contactos con la formación de Patxi Zabaleta.

Seis detenidos y un huido

Según la Guardia Civil, los detenidos actuaban como delegados de Ekin en otras organizaciones de la izquierda abertzale, practicando la doble militancia ideada para los comisarios políticos de ETA. Además de los citados, fueron arrestados en distintos puntos de Navarra Javier Berotegi, Iñigo González, Juan Francisco Arratibles y Gorka Zabala. A la operación escapó Josu Esparza, al que los investigadores atribuyen un destacado papel en Ekin.

La policía detecta grietas en las organizaciones de apoyo a ETA

El anterior golpe a Ekin, el 14 de septiembre de 2010, supuso la primera operación contra la banda tras el primer anuncio de tregua. Se trataba de una operación más, con nueve detenidos, en la estrategia emprendida por el Gobierno de atacar a los sectores del MLNV defensores de las tesis de ETA, en plena lucha de poder en el seno de la izquierda abertzale.

Según trascendió tras el arresto de Otegi en 2009, los delegados que ETA había impuesto en el nuevo órgano de dirección de la izquierda abertzale, Bateragune, desertaron, sumándose a la estrategia de posibilista. El caso más destacado fue el de Arkaitz Rodríguez, que continúa desde la cárcel formando el núcleo duro que encabezan Otegi y Rafael Díez Usabiaga.

Fin de la ortodoxia

Los Servicios de Información han detectado en los últimos tiempos, cuando menos, el fin de la ortodoxia en el seno de las organizaciones más proclives a las tesis de ETA, caso de Segi. En cualquier caso, informes en poder del Ejecutivo señalan cómo los representantes de Ekin y Askatasuna fueron los únicos que se sumaron a la ponencia Mugarri de ETA durante las asambleas celebradas por las bases de Batasuna. Esos informes recogen cómo en algunas de ellas se produjeron situaciones inéditas, como la expulsión de las reuniones de los comisarios políticos de Ekin por no acatar la postura mayoritaria, recogida finalmente en la ponencia Zutik Euskal Herria.

La otra operación desplegada ayer en Navarra se centró en la organización de apoyo a los presos Askatasuna, que "trata de presionar al Estado en relación con la política penitenciaria", en palabras de Rubalcaba. Los detenidos están presuntamente vinculados a la página web apurtu.org, desde la que presuntamente se lanzaban los mensajes de la organización ilegal. Los arrestados son Miguel Ángel Llamas Pitu, Koldo García, Edurne Sanzo y Oihana Odria. "Cabe decir que no ha sido una buena noche para el entorno de ETA", afirmó el vicepresidente. Con las de hoy, ya son 48 las detenciones relacionadas con ETA desde el anuncio de alto el fuego de septiembre.