Archivo de Público
Martes, 18 de Enero de 2011

Brian Cowen será el líder del Fianna Fáil en las próximas elecciones generales

EFE ·18/01/2011 - 22:55h

EFE - El primer ministro irlandés, Brian Cowen. EFE/Archivo

El grupo parlamentario del gobernante partido Fianna Fáil (FF) de Irlanda ratificó hoy en votación al primer ministro, Brian Cowen, como líder de la formación para las próximas elecciones generales, previstas para la primavera.

Con esta victoria, Cowen espera disipar la falta de confianza que genera entre alguno de los miembros del FF, temerosos de que su permanencia se traduzca en un descalabro electoral en los citados comicios.

Su principal crítico, el ministro de Asuntos Exteriores y posible aspirante el puesto, Michéal Martin, pidió el voto en contra en la moción de confianza que había presentado el propio Cowen, el político más impopular del país, según las encuestas.

Aclarada ya la suerte de Cowen, se plantea ahora la duda sobre si el partido permanecerá unido ante el cisma que ha causado la votación.

Para evitar revelar el alcance de la división en el partido, los sufragios de los 71 diputados del FF fueron destruidos después del recuento y no se ofrecerá un resultado numérico, señalaron fuentes de la formación.

Respecto a Martin, el "Taoiseach" (primer ministro) informó hoy de que hablaron después de la votación de que la relación es "amistosa", pero que ha aceptado, "a regañadientes", su dimisión como jefe de la diplomacia irlandesa.

Por su parte, Martin reconoció que el partido ha ratificado el liderazgo de Cowen y que la formación debe ahora permanecer unida y "arropar" a su líder para afrontar unas duras elecciones generales, durante la que, dijo, le ofrecerá todo su apoyo.

El primer ministro ha insistido en que debía permanecer en el cargo "por el bien del partido y del país", inmerso en un profundo proceso de reestructuración de su economía tras el rescate financiero de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Martin aseguró hoy que durante el pasado año varios parlamentarios le expresaron su preocupación por la continúa pérdida de popularidad de Cowen y las consecuencias que esto tendría en unos comicios.

No obstante, el titular de Exteriores reveló hoy que la gota que colmó el vaso fue la actuación del primer ministro y la falta de claridad e información antes y después de la llegada el pasado diciembre de la misión de la UE y del FMI,

También el ministro de Finanzas, Brian Lenihan, quien apoyó a Cowen, le pareció que este asunto podría haberse gestionado con más claridad, al tiempo que criticó al "Taoiseach" por una entrevista del pasado verano en la que parecía tener una gran resaca, tras pasar la noche bebiendo con correligionarios.

Además, el ministro de Finanzas dijo sentirse incómodo con las relaciones del primer ministro y las instituciones financieras nacionales.

En los últimos días, Cowen se ha visto obligado a dar explicaciones sobre las reuniones secretas que mantuvo con banqueros irlandeses al comienzo de la crisis económica, conocidas ahora a partir de la publicación de un libro de dos periodistas de Dublín.

Según la versión de los autores, Cowen se reunió para jugar al golf con el ex presidente del Anglo Irish Bank, entonces la tercera entidad financiera del país, Sean FitzPatrick, en julio de 2008, tres meses antes de que el Gobierno garantizase todos los depósitos de los principales bancos nacionales.

El "Taoiseach" ha confirmado que aquel encuentro tuvo lugar, pero ha negado que ambos hablaran sobre la situación del Anglo Irish Bank, cuyo agujero de deuda y posterior colapso aceleró el pasado diciembre la intervención internacional en las finanzas irlandesas.

Cowen ha reconocido que, tras el partido de golf con FitzPatrick, investigado por la policía por fraude, fueron a cenar con otras cuatro personas, entre ellas Fintan Drury, ex director del Anglo, y el entonces director de la entidad, Gary McGann, pero insistió en que no se habló de la situación del banco, sino de economía en general.