Archivo de Público
Martes, 18 de Enero de 2011

La Casa Blanca afirma que todos los líderes deben anteponer interés de Haití al personal

EFE ·18/01/2011 - 21:27h

EFE - Varios policías suben por unas escaleras del Hotel Karibe en Puerto Príncipe, donde el exdictador haitiano, Jean Claude Duvalier, se encuentra hospedado desde la tarde del pasado domingo.

Todos los líderes, actuales y pasados, de Haití, deben anteponer los intereses de su pueblo a los suyos personales en esta época de incertidumbre que vive el país, afirmó hoy la Casa Blanca.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, no quiso pronunciarse acerca del expresidente Jean Claude Duvalier, alias "Baby Doc", que regresó el domingo a Haití y hoy fue llevado desde un hotel de Puerto Príncipe a la Fiscalía para ser interrogado, en medio de reclamos para que sea detenido o rinda cuentas sobre su gobierno (1971-1986).

Gibbs indicó que "cualquier líder político, presente o pasado, debería centrarse no en sí mismo, sino en lograr avances hacia una serie de importantes metas, como los derechos humanos, el proceso electoral y la reconstrucción del país".

El fiscal Aristidas Auguste y el juez Gabriel Ambroise se personaron hoy en el hotel donde se hospeda Duvalier, quien al cabo de una hora fue llevado a la Fiscalía en Puerto Príncipe.

Según uno de sus abogados, va a ser interrogado y no está detenido.

Jean Claude Duvalier sucedió en el poder a su padre, Francois Duvalier, "Papa Doc", quien fue el iniciador en 1957 de un régimen al que se considera responsable de numerosos crímenes y del desvío de sumas millonarias pertenecientes a los fondos del Estado.

Haití, aun sin reponerse de las secuelas de un devastador terremoto registrado en enero de 2010 y afectado por una epidemia de cólera, vive una crisis política desde las elecciones presidenciales y legislativas del 28 de noviembre, cuyos resultados oficiales son cuestionados por diversos sectores.

La segunda vuelta electoral, que se iba a celebrar el 16 de enero, está aplazada sin fecha y una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que verificó los resultados ha hecho una serie de recomendaciones al Gobierno para salir del punto muerto.