Archivo de Público
Lunes, 17 de Enero de 2011

El Tribunal Supremo condena a Uriarte a una multa y ocho meses de retirada del carné de conducir

EFE ·17/01/2011 - 12:03h

EFE - El diputado del PP Ignacio Uriarte. EFE/Archivo

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado al diputado del PP Ignacio Uriarte a una multa de 2.400 euros y a ocho meses de retirada del carné de conducir por un delito contra la seguridad vial.

Así lo ha indicado, en declaraciones a los medios, a la salida del TS el propio Uriarte, quien ha explicado que había acudido a la sede del Alto Tribunal a recoger la sentencia por la imprudencia que cometió hace once meses.

Uriarte dio positivo en una prueba de alcoholemia que le hizo la Policía Municipal de Madrid, tras sufrir un percance cuando conducía su vehículo por la capital y chocar con otro coche.

La sentencia de la sala de lo Penal del Supremo ha sido dictada de conformidad tras alcanzar la defensa del diputado un acuerdo con la Fiscalía, lo que ha evitado la celebración del juicio, ha dicho Uriarte, presidente de Nuevas Generaciones del PP.

"Ahora a cumplir como dije desde el primer momento consciente de la imprudencia que hice y con toda responsabilidad como cualquier ciudadano", ha añadido Uriarte.

El diputado del PP, que tras lo ocurrido presentó su dimisión como vocal de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, declaró como imputado por estos hechos el pasado 13 de diciembre ante el magistrado instructor de esta causa, Joaquín Jiménez.

El pasado mes de septiembre el pleno del Congreso había dado su visto bueno a la petición cursada por el Supremo para poder investigar a Uriarte.

Los hechos tuvieron lugar el 19 de febrero de 2010 cuando volvía de celebrar su despedida de soltero en la confluencia de las calles Serrano con Villanueva de Madrid cuando dos vehículos, un Volkswagen Golf colisionó con la parte trasera de un Opel Kadett que esperaba un semáforo, sin que se produjeran lesiones en ninguno de los implicados.

Según el atestado policial, al que ha tenido acceso EFE, los agentes que actuaron pudieron apreciar síntomas de alcoholemia en el conductor del primer coche, Ignacio Uriarte, el cual se identificó como diputado y manifestó su deseo de no acogerse a los derechos que por tal cargo ostenta.

Por tanto, procedió de forma voluntaria a someterse a la prueba de detección alcohólica y arrojó un resultado positivo de 0.52 y 0.55 mg de alcohol por litro de aire espirado, no deseando efectuar la prueba de contraste ante los agentes

Tras ello, se le informó al diputado de la imputación de un presunto delito contra la seguridad vial consistente en conducir vehículo a motor bajo influencia de bebidas alcohólicas.

Esta causa pasó al Supremo el pasado mes de febrero a instancias de la Fiscalía.

Pese a que Uriarte estaba dispuesto a que la causa se tramitara en un juzgado ordinario, el Ministerio Público entendía que no puede renunciar al fuero parlamentario mientras mantenga el escaño en la Cámara Baja.

De este modo, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid, que abrió diligencias previas después de que no pudiera celebrarse el juicio rápido que se había señalado debido a que la Policía Municipal de Madrid no citó al otro conductor, se dirigió al Congreso para certificara la condición de diputado de Uriarte.

Cuando recibió la respuesta, el magistrado remitió el atestado policial al Supremo.