Archivo de Público
Lunes, 17 de Enero de 2011

Tres encapuchados atacan la sede del PSPV con pintura y rompen un cristal

EFE ·17/01/2011 - 10:52h

EFE - Dos operarios limpian la entrada a la sede del PSPV-PSOE tras el ataque que sufrió esta madrugada por tres encapuchados, que según fuentes socialistas arrojaron botellas de pintura.

Tres encapuchados han atacado esta madrugada la sede del PSPV-PSOE de Valencia, contra la que han arrojado varias botellas de pintura roja y amarilla y han roto un cristal del primer piso, han informado a EFE fuentes socialistas.

Los hechos han ocurrido sobre las tres de la madrugada cuando tres personas encapuchadas han lanzado botellas de pintura roja y amarilla contra la fachada principal de la sede de los socialistas valencianos, en la calle de Blanquerías, y han pintado un "67" tachado junto a la entrada.

Además han roto un cristal del primer piso, han asegurado las mismas fuentes, quienes han explicado que en estos momentos se está tratando de limpiar los restos de pintura tanto de la fachada como del suelo, y estudiando cómo formalizar la pertinente denuncia de los hechos.

Por su parte, la autodenominada Assamblea de Joves de l'Esquerra Independentista (CAJEI) ha remitido esta mañana un comunicado a varios medios de comunicación en el que da su apoyo a este ataque, así como a otro perpetrado también de madrugada contra la sede de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), y los enmarca en el rechazo a la aprobación de la reforma de las pensiones que alarga la edad de jubilación a los 67 años.

Este es el motivo de que en ambas sedes haya aparecido el número 67 tachado, explican desde la organización, que da su "pleno apoyo a ésta y toda acción de protesta contra esta reforma".

"Quien siembra el odio, recoge la rabia", advierten en el comunicado donde se asegura que los culpables "no son los que responden a sus agresiones, sino que las generan", en este caso, a su juicio, "el Gobierno y la patronal".

Esta entidad remitió el pasado sábado otro comunicado, igualmente acompañado de fotografías que ilustraban sus acciones, donde afirmaba que "diversos militantes" de CAJEI habían atacado la sede de la Seguridad Social en Sueca (Valencia).