Archivo de Público
Domingo, 16 de Enero de 2011

Francia se libra de los agobios de Croacia, Dinamarca o España

EFE ·16/01/2011 - 22:52h

EFE - El egipcio Mohamed Mamdouh (c) intenta marcar un gol a Francia durante el partido del mundial de balonmano, grupo A, Egipto vs Francia, disputado en Kristianstad, Suecia.

La selección francesa volvió a evidenciar su condición de máximo favorito para revalidar el título mundial que conquistó hace dos años en Croacia, tras sumar con comodidad su segunda victoria del torneo, al imponerse a la correosa Egipto por (19-28).

Una comodidad de la que no disfrutaron ni Croacia, que se impuso por 15-26 a Argelia, en un choque en el que los norteafricanos llegaron al descanso con empate en el marcador, ni Dinamarca, que igualmente debió esperar a la segunda parte para doblegar 30-39 a Rumanía.

Circunstancia que se agravó en el caso del conjunto español, que no pudo distanciarse de Túnez hasta el tramo final de un encuentro, en el que, como señaló el seleccionador Valero Rivera, "cuando peor pintaban las cosas, fue cuando mejor jugó el equipo".

Un síntoma, a juicio del preparador español, del grado de madurez y fortaleza del conjunto, que se jugará mañana ante Alemania la posibilidad de acceder a la segunda fase con puntos en su casillero, una cuestión indispensable para poder pelear por las medallas.

Objetivo nada fácil dada la seguridad mostrada hasta el momento por el equipo alemán, que hoy sumó su segunda victoria del torneo, al imponerse por 18-38 a Bahrein, en un duelo que surgió para comprobar la perfecta recuperación de Lars Kaufmann, duda hasta el último momento para el Mundial.

Ninguno de los jugadores franceses se acercó a los nueve tantos logrados hoy por el gigantón alemán, pero es que al conjunto de Claude Onesta le bastó con mostrar su versión más coral, para deshacerse de Egipto.

El conjunto galo, que al igual que España y Alemania cuenta sus partidos por victorias en el grupo A, no le hizo falta recurrir al talento de Nikola Karabatic, para acabar con la resistencia del cuadro africano al que dejó en sólo 19 goles, los mismos que encajó ante Túnez en la primera jornada.

Intensidad defensiva, que permitió a Croacia, vigente subcampeona mundial y continental, dejar en la segunda parte a Argelia, que llegó al descanso con un sorprendente empate a once en el marcador, en tan sólo cuatro tantos (15-26).

Cifra que permitió el despegue definitivo del conjunto balcánico, que ya se impuso en la primera jornada a Rumanía, en un choque en el que brilló por encima de todos el primera línea Drago Vukovic, autor de cinco tantos.

Dos menos que el cañonero serbio Marko Vujin, que cerró con siete goles el duelo con el débil equipo australiano, que le sirvieron a Serbia para lograr una contundente goleada (18-35), que les sitúa en la segunda plaza del grupo C.

Igualados a puntos con Dinamarca, otra de las máximas favoritas, que dio muestras del excelente momento de forma con el que ha llegado al Mundial, tras imponerse por 30-39 a una selección rumana, que llegó al descanso con tan sólo un gol (16-17) de desventaja.

Paridad con la que se encargó de acabar el central del Flensburgo alemán Thomas Mogensen, elegido mejor jugador del encuentro, y que parece dispuesto a hacer olvidar definitivamente al lesionado Jesper Jensen.

Javier Villanueva.