Archivo de Público
Domingo, 16 de Enero de 2011

Recapitalizar las cajas sin poner un euro

El Estado podría ser accionista a cambio de que no devuelvan el FAAF

 

A. F. ·16/01/2011 - 08:00h

En este escenario de tensión, los inversores van a estar muy pendientes de tres eventos estos meses para saber si le tienen que poner las cosas un poco más difíciles a España.

Por un lado, la agencia de calificación crediticia Moody's , que ha vuelto a colocar la deuda pública española en revisión con perspectiva negativa, es probable que le baje al país la nota un peldaño más. España tendrá entonces que volver a pasar por la tensión en los mercados que eleva la rentabilidad exigida al bono a diez años español aún más por encima del alemán (actualmente se le exige en el mercado secundario un 5,3% frente al 3% del bund germano).

La siguiente clave serán las cuentas de consolidación fiscal, en las que algunas autonomías pueden dar algún disgusto.

Y de nuevo, el mercado estará pendiente de lo que ocurre con las cajas de ahorros, que en pleno proceso dereestructuración tendrán que desnudarse, tal y como les ha ordenado el Banco de España, para mostrar en qué medida siguen encerrando riesgo derivado del ladrillo y cómo están solventando las estrecheces del mercado para lograr liquidez.

"Si se detecta que tienen más necesidades de capital y tienen problemas con sus vencimientos de deuda, es posible que haya una segunda ronda de recapitalización con cargo al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob)". ¿Cómo hacerlo si ahora se dice que el Frob podría tener problemas de liquidez, ya que también tiene que emitir deuda en los mercados?

Además de este instrumento para inyectar capital en las cajas y mejorar sus niveles de solvencia, al principio de la crisis financiera se diseñó el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), que aportaba liquidez a las entidades a cambio gestionarles y administrarles ciertos activos. Este fondo llegó a dar liquidez por importe de 20.000 millones de euros que tienen que empezar a devolverse ahora.

José Carlos Díez propone que se realice lo que se denomina debt equity swap, que viene a ser transformar ese préstamo que recibieron las cajas en capital. "Si no tienen que devolver el préstamo, a cambio de que el Estado se convierta en su accionista traspasando el dinero del FAAF (fondo prestamista) al Frob (fondo inversor), se habrá inyectado al sistema liquidez por esos20.000 millones que ahora no devuelven".

El Banco de España las está apremiando además para que se conviertan en bancos, "con todos los activos integrados, una gestión única y un equipo directivo profesional" para que, cuando se abran ventanas en los mercados mayoristas, puedan acudir todas las posibles, no sólo las cajas de mayor tamaño.