Archivo de Público
Domingo, 16 de Enero de 2011

"La vergüenza la perdí hace mucho tiempo"

Eva Hache regresa a la televisión con El Club de la Comedia', el programa de monólogos que La Sexta estrena esta noche

 

RAMIRO VAREA ·16/01/2011 - 08:00h

EVA HACHE.

Eva Hache (Segovia, 1972) está feliz. Después de 18 meses alejada de las cámaras, la humorista regresa hoy a la televisión como conductora de El Club de la Comedia. La Sexta ha recuperado el emblemático programa de monólogos producido por Globomedia, y esta noche (21.30 horas) estrenará una nueva temporada de este espacio de humor, con algunas novedades pero manteniendo su esencia.

"Antes me sentía como una hija con este programa, y ahora me siento como una madre", explica Hache. No en vano, El Club de la Comedia cambió la vida de esta actriz, cuando ganó el IV certamen de monólogos del concurso. Corría el año 2003. "De pronto empecé a tener trabajo. Me dio una tranquilidad fantástica", recuerda. Durante este reciente paréntesis profesional, la humorista ha tenido a su primer hijo. "Cuando se es madre todo se relativiza, y hay pocas cosas que son realmente importantes. El niño me ha cambiado la vida para bien", confiesa. Y advierte que vuelve "con las pilas cargadas y la energía al máximo" en esta nueva etapa.

«Espero que alguien se enamore de mí como actriz dramática»

"Es mucho más fácil conducir el programa que actuar, porque interpreto trozos más cortos de monólogos y no tengo que hacer tanto ejercicio de memorización. Ahora los nervios que los pasen otros", bromea.

Mujeres cómicas

Eva Hache defiende a las mujeres humoristas "hay muy buenas cómicas en España", dice y no siente "haber triunfado en un mundo de hombres". "A lo mejor no me doy cuenta de que soy un espécimen raro", reflexiona. A pesar de que está acostumbrada a hacer reír al público, reconoce que todavía siente nervios antes de salir al escenario. "Esa tensión es muy buena porque salir demasiado relajado a actuar es una falta de respeto hacia el espectador", opina.

«A lo mejor no me doy cuenta de que soy un espécimen raro»

Eva se considera una persona normal. "Nunca he sido demasiado extrovertida", señala. E insiste en que en su vida personal es como "un cojín". "Soy súper tranquila", añade. En cualquier caso, es rotunda cuando habla sobre su vertiente cómica: "La vergüenza la perdí hace mucho tiempo". Su currículum así lo demuestra: Nuevos Cómicos, La Hora Chanante, La Noche de Fuentes y cía, Hombres, mujeres y punto, Splunge, Noche Hache, Saturday Night Live... Toda una vida dedicada al humor. Tal vez por eso, sorprenda que se plantee un cambio de registro como artista: "Espero que alguien se enamore de mí como actriz dramática. Tengo ganas y estoy esperando que me llegue ese papel".

La humorista también explica que, en los últimos meses, ha recibido algunas ofertas de trabajo "un poco marcianas" de algunas cadenas, pero prefirió volcarse con esta nueva etapa de El Club de la Comedia. "Me parece un regalo para la televisión que hay y, además, creo que al formato le queda mucha vida por delante. A la vista está que sigue habiendo actuaciones de monologuistas por toda España, y la gente va a verlas", afirma.

A Eva Hache tampoco le quita el sueño la lucha por la audiencia. "Nunca lo ha hecho", apunta. Para ella, lo fundamental es que los programas en los que trabaja "sean de calidad". "Tratamos de ser respetuosos y de mantener una premisa que me parece muy importante: considerar que el espectador es inteligente. Hay gente que no lo cree, y a mí eso me parece una vergüenza", concluye.