Archivo de Público
Sábado, 15 de Enero de 2011

Los Pujol estrenan dinastía política

Oriol Pujol, hijo del ex president, nuevo hombre fuerte de Convergència de la mano de Artur Mas

 

ALBERT MARTÍN VIDAL ·15/01/2011 - 23:45h

Oriol Puyol y Jordi Puyol se abrazan. ARANAU BACH

Durante su solemne discurso de investidura en el Parlament, Artur Mas tuvo palabras cálidas para Jordi Pujol, a quien se refirió como "constructor de la Catalunya moderna, promotor del respeto y del buen nombre de Catalunya". Pujol, sentado en el palco de honor, respondió con un casi imperceptible asentimiento de cabeza. Los parabienes de Mas hacia quien le entronizó como sucesor pudieron escucharse también en su discurso de cierre de campaña y por último en la toma de posesión, cuando CiU oficiaba su retorno al poder y a la Generalitat.

Efectivamente, Mas le debía esas deferencias a quien fuera president de la Generalitat 23 años. Fue Pujol quien le invitó a desistir de la batalla municipal y le informó de que tenía otros planes para él. Le hizo conseller de Economía y luego conseller en cap. Cuando se abrió la batalla sucesoria, Pujol entregó la vara al ahora president pese a la desbocada ambición de Josep Antoni Duran i Lleida, el líder de Unió. Y como contraprestación, Mas ha homenajeado en público al ex president, sí, pero también ha protegido y cultivado la carrera del único hijo de Pujol que se ha dedicado a la política.

El propio Mas ha tutelado el ascenso de este diputado duro y seductor

Oriol Pujol Ferrusola es el nuevo secretario general adjunto de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), socio grande de CiU. A sus 44 años, obtiene un cargo clave que hasta ahora ocupaba Felip Puig, titular de Interior. Además, es presidente del grupo parlamentario de CiU, rol que en la pasada legislatura ocupó el ahora presidente de la Generalitat. Con su ascenso, se abre la puerta a un corrimiento de fichas que probablemente se concretará este otoño en el congreso del partido: Jordi Pujol pasará a ser presidente honorífico y Artur Mas ocupará la presidencia del partido cargo más representativo que ejecutivo mientras Oriol Pujol quedará como secretario general.

Renuncia pautada

Hasta no hace demasiado, la cúpula de la formación nacionalista tenía dificultades para explicar la permanencia de Jordi Pujol en la presidencia del partido, ya que este está oficialmente retirado de la política. "Es cosa suya", decían, dando a entender que se trataba de un capricho. No lo era: Jordi Pujol no dejó ese cargo porque quería asegurarse de que iba a dejar la obra de su vida el partido que fundó en 1978 bajo el control de otro Pujol.

Pujol hijo no oculta un soberanismo que nunca tuvo su padre y sí su madre

Porque para el veterano político, que tiene ahora 80 años, no hay caprichos que valgan cuando se trata de CDC. Si en su adiós a la primera fila hubo coincidencia unánime en que él se inventó la idea de la Catalunya moderna desde su privilegiada condición de president de la Generalitat, resulta imposible comprender su partido sin su presencia. Sus viejas batallas con Miquel Roca o Duran i Lleida adquieren un nuevo significado con la votación que entroniza a su quinto hijo al poder de la formación. Oriol Pujol, propuesto esta semana por Mas para el puesto, logra 378 votos a favor y tan sólo cinco en contra y diez papeletas en blanco.

"Más Ferrusola que Pujol"

Sus primeras palabras como sucesor de Felip Puig tuvieron la típica impronta pujoliana: "Somos la buena gente convergente, estamos aquí para servir a Catalunya, para servir al país y para servir a los catalanes". Pero Oriol Pujol Ferrusolano es una versión actualizada del ex president. Muy a menudo se le ha podido oír una afirmación de sentido inequívoco: "Soy mucho más Ferrusolaque Pujol". Una referencia a su madre, Marta Ferrusola, de posicionamientos más independentistas y conservadores que los de Jordi Pujol.

Existen opciones reales de que pueda ser candidato de CiU en un futuro

Este esfuerzo por marcar distancias también pudo apreciarse en el único homenaje que ha recibido Jordi Pujol hasta ahora, el pasado 10 de diciembre: su hijo compareció pero abandonó el lugar rápido y evitó fotografías con su padre.

En privado, Oriol Pujol explica que su parentesco con el fundador de CDC le ha beneficiado sólo en parte. Asume que difícilmente habría sido director general en la Generalitat con 30 años, pero también afirma que su apellido le cierra las puertas a una eventual sucesión de Mas. De hecho, hace sólo cuatro años se tomaba a broma las especulaciones sobre sus posibilidades de relevar al ahora president. Difícilmente podría hacerlo ahora.

Mas ha afirmado que será president un máximo de tres legislaturas, aunque no ha cerrado la puerta a serlo durante dos. La edad de Oriol Pujoly su perfil le convierten en una opción clara. Es un diputado duro con los oponentes, seductor con los medios y perteneciente al influyente pinyol, el sector más próximo al president Mas y que le protegió durante la travesía del desierto en la oposición.

El hermano mayor

Fue su hermano Jordi, primogénito del ex president, quien jugó un papel determinante en la gestación de este grupo de amigos que ha acabado copando los puestos clave del nuevo Govern y de la nueva Convergència Democràtica. Pero Jordi Pujol hijo se dedicó a la empresa privada.

No hizo lo mismo Oriol: fuentes convergentes explican que fue el propio president quien jugó un papel fundamental a la hora de que se tomara en serio la política. Ahora puede obtener su recompensa como segunda generación de la dinastía Pujol.