Archivo de Público
Sábado, 15 de Enero de 2011

Alemania cierra otras 1.000 granjas por las dioxinas

El Gobierno actuará con contundencia ante la contaminación de piensos

PÚBLICO ·15/01/2011 - 21:00h

Huevos en una granja de Emstek (Alemania). - AFP

Las autoridades alemanas anunciaron el precinto de 934 nuevas granjas avícolas y porcinas ante nuevas sospechas de contaminación de los piensos con dioxinas. El anuncio se produce tan sólo un día después de que el Gobierno alemán presentara un plan para imponer mejores prácticas en la producción de forraje para animales, y una vez reabiertas las casi 5.000 explotaciones avícolas y ganaderas cerradas a principios de mes por la contaminación de piensos.

Según fuentes del Ministerio de Agricultura alemán citadas por Efe, la decisión se adoptó al detectarse que un fabricante de piensos del estado de Baja Sajonia no había consignado como debía sus partidas de suministros a las explotaciones afectadas.

Tras tener conocimiento de este caso, las autoridades de Baja Sajonia informaron de las nuevas sospechas a la fiscalía, que ha abierto diligencias por sospechas de negligencia, indicaron las citadas fuentes. La propia ministra, Ilse Aigner, dejó claro que se actuará con toda contundencia para esclarecer el asunto.

Nuevas medidas

Aigner fue precisamente la encargada de presentar el viernes el plan para mejorar la supervisión de la alimentación del ganado empleado para el consumo humano.

El plan obliga a los fabricantes de piensos a obtener una licencia específica, a detallar la composición de sus productos ante las autoridades y a suscribir un seguro de responsabilidad civil. Además, intensifica los controles en toda la cadena de producción, establece un sistema de alerta, y regula la separación total de la producción de las grasas destinadas directa o indirectamente a la alimentación humana y las dirigidas a tener una utilidad industrial. Por último, crea una lista pública en internet donde aparecerán los nombres de los productores infractores.