Archivo de Público
Domingo, 16 de Enero de 2011

El falso Ivan y el verdadero Demjanjuk

John Demjanjuk, el presunto nazi reclamado por España, fue confundido con 'Iván el Terrible'

BRAULIO GARCÍA JAÉN ·16/01/2011 - 08:30h

John Demjanjuk, fotografiado el año pasado, está siendo juzgado en Alemania como responsable de la muerte de 8.060 judíos. - AFP

La agitada vida de John, nacido Iván Demjanjuk en Ucrania, soldado del Ejército Rojo, prisionero de los nazis, nacionalizado norteamericano después de la guerra y mecánico en un taller de Cleaveland hasta que fue acusado por Israel de ser Iván el Terrible, verdugo de las cámaras de gas de Treblinka, pareció recuperar el pulso cuando el Tribunal Supremo israelí reconoció, después de sentenciarlo a la horca, que había sido condenado por error. Nada más lejos de la realidad: desde hace un años está siendo juzgado en Alemania y anteayer un juez de la Audiencia Nacional reclamó su traslado para juzgarlo en España. John Demjanjuk cumplirá el próximo 3 de abril 91 años.

El Supremo Israelí revocó la condena porque los archivos soviéticos desclasificados tras la caída del Muro mostraron que el verdadero apellido de Iván el Terrible era Marchenko, no Demjanjuk. Pero también mostraban que Demjanjuk habría trabajado como guardián en Sobbibor, otro de los campos de exterminio en territorio polaco. Tras su regreso a EEUU, Alemania solicitó de nuevo su extradición para juzgarlo por Sobbibor: el juicio, iniciado a finales de 2009, avanza lentamente, debido al delicado estado de salud del acusado.

Alemania juzga a Demjanjuk como guardián del campo de Sobbibor

Pero el rastro documental persigue a Demjanjuk más allá de Sobbibor. "Cuatro documentos independientes de dos archivos distintos muestran que Demjanjuk sirvió como guardia en el campo de Flossenbürg", afirma Charles W. Syndor, experto en el cuerpo de las SS Totenkop y perito en este tipo de documentos. El juez Israel Moreno, en base sobre todo a su informe, dictó el viernes orden de detención europea contra él: En Flossenbürg, según el informe de las autoridades norteamericanas elaborado al acabar la guerra, hubo 155 españoles presos. Al menos 60 murieron.

En base a esos documentos, entre ellos los registros de entrada y salida, y un inventario de armas, recuperados de los archivos alemanes, Syndor describe lo que sería la rutina de Demjanjuk, el guardián número 1393: "Armado con un rifle y una bayoneta, vigiló a prisioneros y evitó que estos pudieran escapar", según la transcripción del auto del juez Moreno.

En el campo de Flossenbürg murieron al menos 60 españoles

El testimonio de un compañero suyo lo sitúa junto a otros 140 guardias viajando hacia Flossenbürg el 1 de octubre de 1943. "El viaje en tren duró al parecer seis o siete días", se lee. En 1945, Flossenbürg y sus subcampos reunían más de 40.000 prisioneros, entre judíos, gitanos, Testigos de Jehová, etc, además del centenar de españoles que ahora permiten a la Audiencia reclamar a Demjanjuk y a otros dos guardianes nazis, de los más de 3.000 que tuvo el campo. La historia penal de Demjanjuk sigue escribiéndose.