Archivo de Público
Sábado, 15 de Enero de 2011

La Caja Mágica a seguir siendo la única cancha invicta

EFE ·15/01/2011 - 13:35h

EFE - El entrenador del Real Madrid, el italiano Ettore Messina (d). EFE/Archivo

La Caja Mágica, la pista de juego del Real Madrid, es la única que permanece invicta en la actual temporada y su titular confía en que siga siéndolo tras la visita del Fuenlabrada, que completa la primera vuelta de la competición.

Pese a la disconformidad que, jornada tras jornada, manifiestan los aficionados del Real Madrid con la pista de juego, lo cierto es que el equipo se ha hecho fuerte en la Caja Mágica y nadie ha conseguir ganar allí.

Con la seguridad de que el equipo será junto al Barcelona, uno de los dos primeros cabezas de serie en el sorteo de la Copa y que, por tanto, se evitarían hasta una hipotética final, el Real Madrid debe seguir pensando en el futuro y en recuperar jugadores para intentar crecer en su juego.

Felipe Reyes y Jorge Garbajosa, son las principales dudas en el equipo de Ettore Messina. Garbajosa fue baja el pasado jueves por una contractura en el bíceps de la pierna izquierda, mientras que Felipe Reyes apenas jugó 3 minutos tras resentirse de un esguince de tobillo.

La salida de Esteban Batista del Fuenlabrada ha ocasionado que el equipo saliera de la vía ganadora en la que parecía instalado, pero eso no significa que vaya a ser un rival sencillo para el Real Madrid. La rivalidad, dará un plus a los vecinos del sur, máxime sabiendo que tienen como premio por la victoria la participación segura en la Copa.

Además de intentar obtener la victoria, Messina tiene una nueva oportunidad para conseguir que algunos de sus jugadores rindan conforme al nivel esperado.

Más que preocupante es el nivel de Sergio Rodríguez y Nole Velickovic, la falta de fuerza y continuidad de Ante Tomic, y la aparente baja forma de Sergio Llull y D'Or Fischer.

Sólo el crecimiento exponencial, en los últimos partidos, de Nokola Mirotic hace que los aficionados miren con optimismo el futuro del equipo.