Archivo de Público
Viernes, 14 de Enero de 2011

La socialista Esperanza Rozas dejará su escaño en la Asamblea de Madrid

EFE ·14/01/2011 - 11:48h

EFE - La "número dos" del PSM, Trinidad Rollán, a su llegada esta mañana al Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz para una comparecencia ante los medios de comunicación, en la que no ha admitido preguntas, en la que ha afirmado que los miembros de su partido condenados ayer por el TSJM abandonarán "en los próximos días todas las responsabilidades institucionales" que tienen en estos momentos. Además, ha continuado Rollán, "ninguno de los concejales" formará parte de las listas del PSM para las próximas elecciones de mayo.

La diputada socialista en la Asamblea de Madrid Esperanza Rozas dejará su escaño después de la condena a siete años de inhabilitación para desempeño de cargo público que ayer hizo pública el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha confirmado hoy a la prensa la renuncia al acta de diputada regional por parte de Rozas, que formaba parte de la corporación municipal de Torrejón de Ardoz en 2001.

Junto a otros trece ediles socialistas y del PADE en Torrejón, Rozas ha sido condenada por prevaricación en relación con la aprobación por parte del pleno municipal de aprobó un convenio urbanístico.

Maru Menéndez ha confirmado también que la secretaria de Organización del PSM, Trinidad Rollán, seguirá en ese cargo a pesar de haber sido condenada a ocho años de inhabilitación para cargo público.

"Es nuestra secretaria de Organización, elegida por el partido, y lo va a seguir siendo", ha dicho Menéndez respecto a Rollán, que abandonará su acta de concejal en Torrejón y que no estará en las listas electorales en mayo próximo.

La continuidad de Trinidad Rollán como "número dos" de Tomás Gómez en los socialistas madrileños ha sido trasladada a la Ejecutiva Federal, que la comparte, según la portavoz socialista en la Asamblea.

Menéndez ha destacado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, difundida ayer, confirma que no ha habido intento de lucro o enriquecimiento de los condenados y que el motivo para esa operación era construir viviendas sociales en la localidad.

Tras apuntar que la sentencia es recurrible ante el Supremo y por tanto no es firme, la portavoz del PSM en la Asamblea madrileña ha agregado que la decisión de los cargos públicos socialistas de dejar sus actas es un modo de asumir responsabilidades políticas.

Ha insistido en que no estaban obligados a hacerlo, dado que la sentencia del TSJM no es firme y sí recurrible.

Maru Menéndez ha afirmado que la sentencia plantea la inhabilitación como cargo público de Rollán, pero "no propone su muerte civil", como un argumento para justificar que siga como secretaria de Organización de los socialistas madrileños.