Jueves, 10 de Enero de 2008

Revilla dice que el lehendakari brindó por España en la celebración del Rey

EFE ·10/01/2008 - 14:19h

EFE - El rey don Juan Carlos saluda al presidente del Príncipado de Asturias, Miguel Ángel Revilla, y a su esposa, antes de iniciarse ayer la cena organizada en el Palacio de El Pardo con motivo de su setenta aniversario.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, se sumó anoche al brindis por España que hicieron los asistentes a la celebración institucional del 70 cumpleaños del Rey y "aplaudió con aparente entusiasmo" todos los discursos, según ha asegurado hoy el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El presidente de Cantabria ha relatado esta mañana en el programa "Hoy por hoy", de la cadena SER, algunos de los detalles de la cena que anoche reunió a medio millar de personalidades que ha sido protagonistas de los 32 años de reinado de Juan Carlos I.

Revilla ha defendido que las tres décadas de reinado de Don Juan Carlos han sido "los mejores años de la historia de España" y ha explicado que anoche vio al Rey "muy emocionado", en especial cuando se levantó el Príncipe y se dirigió a él "como hijo".

"Hizo un discurso de hijo, no lo habitual que escuchamos cuando el Príncipe está hablando del Rey. Ahí sí que vi yo que se le cayeron las lágrimas. Estuvo muy emotivo", ha contado Revilla.

El presidente cántabro ha elogiado a los responsables de protocolo, que repartieron a los asistentes a la cena entre las distintas mesas, por haber formado grupos "muy integrados de personas "de distintas maneras de pensar, pero que se llevan bien". Porque, ha añadido, resulta "muy desagradable" compartir dos o tres horas de cena "con quien te llevas mal charlando de vaguedades".

Ha contrapuesto así el ambiente "agradable" que había en su mesa -donde también estaban el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ex presidente del FMI Rodrigo Rato, entre otros- con el que percibió en la mesa donde el lehendakari Ibarretxe estaba sentado "entre (el presidente del PP Mariano) Rajoy y el Príncipe".

"Ahí igual era un poco más tirante la situación. Pero la mía fue muy agradable", ha indicado Miguel Ángel Revilla.

Preguntado sobre cómo vio al lehendakari, el presidente cántabro ha explicado que tenía "cerquita" a Ibarretxe y que presenció como aplaudía "con entusiasmo todos los discursos".

"Incluso cuando se brindó por España, que también lo hizo. También le vi levantar la copa", ha apostillado.

Revilla ha revelado además algunas anécdotas de la cena, como el hecho de que, pese a que estaba prohibido fumar en el salón, el ex secretario general del PCE Santiago Carrillo lo hizo y otros le siguieron.

"Hubo cosas muy curiosas. Por ejemplo, en el salón no se fumaba, pero Santiago Carrillo, que creo que está por encima del bien y del mal, lo encendió nada más llegar y nadie le dijo nada", ha añadido.

El presidente de Cantabria ha subrayado el aprecio que tiene por el Rey, un aprecio que cree que "es mutuo", porque la relación entre ambos es buena a pesar "de algún incidente" protagonizado por él mismo, "pero siempre de buena fe".