Martes, 2 de Octubre de 2007

Stoudemire tendrá que operarse la rodilla que tenía sana

El ala-pívot de los Phoenix Suns puede perderse el comienzo de la liga regular por una lesión en su rodilla buena. Al menos, el período estimado de recuperación no es superior a un mes.

HUGO JIMÉNEZ ·02/10/2007 - 19:51h

Amaré Stoudemire, ala-pívot estrella de los Phoenix Suns, tendrá que volver a operarse. Las alarmas se disparan en Arizona. Amaré es un jugador clave en las aspiraciones de conseguir un anillo que tienen los Suns y este contratiempo no ha sentado nada bien en la franquicia. Esta vez no es la rodilla afectada por la microfractura de la que se operó en octubre de 2005, pero la intranquilidad es palpante en el equipo que dirige Mike D´Anthony.

Esta vez es en la sana, la derecha

Pese al susto inicial de los servicios médicos de la franquicia la lesión no reviste mayor importancia en un principio. En la operación, que tendrá lugar a final de semana, se le quitará un cuerpo suelto y, aproximadamente, el periodo de baja será de dos a tres semanas. Salvo que la resonancia posterior indique lo contrario el período de recuperación no tiene que alargarse en el tiempo. Aún así, las expectativas son la recuperación total en ese tiempo.

Debido a este contratiempo, Amaré se perderá todo el training camp aunque, esperan que esté listo para el primer partido de Regular Season.

El manager general de los de Arizona, Steve Kerr, asegura  que "los cuadros médicos son totalmente diferentes este vez". "Es obvio que a cualquier persona se le traten los motivos qué está causando la inflamación". El ex compañero de Jordan (en su étapa en los Bulls)confirma que "la intervención quirúrjica necesita ser hecha" pero está convencido de que "es un procedimiento rutinario, y dada la gran condición atlética del jugador la recuperación será muy rápida".

El equipo de Amaré, Phoenix Suns, debuta el próximo 1 de noviembre en la fase regular frente a los Seattle Supersonics. En caso de que el jugador no esté listo para la fecha los Suns no arriesgarán. Amaré está llamado a ser el jugador franquicia del equipo durante muchos años.

Dado su historial de lesiones, tres desde que llegó a la liga hace cuatro temporadas, los directivos son cautos con su puesta a punto. "No vamos a ser estúpidos con él. Ahora, estamos esperando a que esté listo para ser de nuevo nuestro abrelatas. Pero si él no está preparado, nosotros nos lo tomaremos con precaución". Stoudemire jugó los 82 partidos regulares de la pasada temporada regular de la NBA.