Archivo de Público
Viernes, 14 de Enero de 2011

Tres testigos del 'caso Couso' niegan un tiroteo que justificase el ataque de EEUU

Pedraz comunica a las partes que ir a Irak será "voluntario", tras insistir Justicia en los riesgos

ÁNGELES VÁZQUEZ ·14/01/2011 - 01:00h

Tres de los periodistas que declararon ayer en la Audiencia Nacional.Guillermo Sanz

Tres periodistas que el 8 de abril de 2003 trabajaban en las televisiones Abu Dhabi TV y Al Jazeera declararon ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que no se produjo tiroteo previo que justificara los ataques que el ejército estadounidense dirigió ese día contra dichas cadenas y el hotel Palestina, en el que murió el cámara José Couso.

Esta versión corrobora la investigación seguida por el magistrado que se dirige a demostrar que la intención del lanzamiento del proyectil contra el establecimiento donde se alojaba la prensa internacional pretendía amedrentarla para que no grabara la entrada del ejército estadounidense en Bagdad.

El magistrado, que ha procesado por la muerte de Couso a los tres militares que viajaban en el tanque que disparó el proyectil, tomó declaración ayer a cuatro testigos. Sólo uno de ellos admitió que al oír el ataque pensó en su familia y entró en la sede de su televisión, próxima al hotel, por lo que no vio lo ocurrido. Los otros relataron cómo los ataques se produjeron sin tiroteos previos.

En la televisión Abu Dhabi TV primero se ametralló a una cámara y, cuando se cambió por otra, un tanque disparó contra el edificio, lo que produjo más de una treintena de heridos. Uno de sus periodistas, Shakir Hamid Challab, explicó que decidió ir al hotel Palestina para poder grabar mejor el ataque a la televisión y porque pensaba que allí no habría problema porque todo Bagdad sabía que en él se alojaba la prensa internacional.

Nada más llegar se produjeron las detonaciones que provocaron la muerte de Couso y del cámara Taras Protsyuk. El testigo dijo estar "completamente seguro" de que dispararon los americanos, porque no había nadie más. El ejército estadounidense justifica el ataque al hotel en que en él se ocultaban francotiradores, circunstancia negada por todos los testigos de lo ocurrido.

"Altísima preocupación"

Por otra parte, Pedraz comunicó ayer a las partes y a los periodistas españoles citados como testigos que su presencia en la inspección ocular que piensa realizar en Bagdad "será totalmente voluntaria". Una decisión que los abogados que ejercen la acusación ya han anunciado que pedirán que sea aclarada, porque entienden que toda diligencia acordada por un juez es de asistencia obligatoria para garantizar el derecho de defensa de sus representados.

La providencia dictada por el juez obedece a una comunicación de la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional. En ella se informa de la "altísima preo-cupación" del Ministerio de Justicia ante el desplazamiento por los riesgos existentes en materia de seguridad, al no existir un compromiso de cooperación por parte de las autoridades iraquíes por no haberse realizado mediante una comisión rogatoria como suele ser habitual.