Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

La UE pide una "solución negociada" a la nueva crisis política en el Líbano

EFE ·13/01/2011 - 09:45h

EFE - El presidente libanés, Michel Suleiman. EFE/Archivo

La Unión Europea solicitó hoy una "solución negociada" a la nueva crisis política en el Líbano, provocada por la dimisión de 11 ministros, en su mayoría de la oposición, liderados por Hizbulá.

"Pedimos a todos los actores políticos que trabajen activamente para lograr una solución negociada a la crisis dentro del marco constitucional existente", indicó en una rueda de prensa la portavoz de la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton.

"Celebramos todos los esfuerzos constructivos para fomentar el diálogo y la estabilidad", agregó.

La propia Ashton consideró en un comunicado difundido hoy que el diálogo y la estabilidad son "esenciales" para responder a la crisis actual en interés de los ciudadanos libaneses.

Asimismo, se declaró "preocupada" por la situación en el país y reiteró el apoyo europeo a un gobierno de unidad nacional.

Preguntada por la prensa acerca de los contactos de Ashton con los líderes de Hizbulá, su portavoz afirmó que se están manteniendo contactos con "todos los actores importantes", trabajando y siguiendo la situación de cerca.

La UE espera, tras el comunicado oficial que anunció ayer la caída del Ejecutivo, "la formación de un nuevo Gobierno en línea con la Constitución".

La Oficina de Prensa de la Presidencia informó ayer de la dimisión de los ministros, a raíz de una crisis relacionada con el caso del asesinato del ex jefe de Gabinete Rafic Hariri en 2005, padre del primer ministro Saad Hariri.

El Ejecutivo que acaba de caer fue formado el 9 de noviembre de 2009, después de casi cinco meses de arduas negociaciones que permitieron a Saad Hariri formar su primer gobierno de unidad nacional.

El Gobierno estaba formado por treinta miembros: quince de la mayoría parlamentaria, diez de la oposición y cinco designados por el presidente libanés Michel Suleiman.

La legislación de ese país prevé que si renuncia más de un tercio del Gabinete sea necesario formar un nuevo Gobierno.