Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

Al Attiyah, exultante pero evita cantar victoria

EFE ·13/01/2011 - 23:18h

EFE - El piloto catarí Nasser Al Attiyah conduce su Volkswagen Touareg durante la undécima etapa del "Rally Dakar 2011" entre Chilecito y San Juan (Argentina).

El piloto qatarí Nasser Al Attiyah (Volkswagen) se mostró exultante después ganar la undécima etapa del Dakar 2011 y dejarlo visto para sentencia tras los problemas mecánicos del español Carlos Sainz (Volkswagen), que perdió más de una hora con su rival.

"Estoy muy, muy contento, pero aún nos quedan dos días y tenemos que llegar a Buenos Aires", dijo el qatarí, que cuenta con más de 50 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, que ahora es el surafricano Giniel De Villiers (Volkswagen).

Al Attiyah fue recibido en la carpa de Volkswagen del campamento de Córdoba como el virtual ganador del Dakar y recibió las felicitaciones de todos sus mecánicos y de los responsables del equipo germano.

Aseguró que fue una etapa larga y dura, con una extensa neutralización de por medio que requirió a los pilotos un alto nivel de concentración.

"No era fácil porque eran dos etapas en una y se necesitaba mucha concentración. En la segunda parte me desconcentré porque sentí que iba lento y seguimos un poco más rápido", explicó.

Al finalizar la jornada le comentaron que Sainz, hasta ayer su principal oponente, sufrió problemas mecánicos y quedó descolgado de la lucha por el título.

"Lo siento por Carlos, no sé qué le pasó, pero estoy muy contento porque hemos hecho un buen trabajo", dijo.