Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

Batasuna sostiene que ETA no pone condiciones

Pide que Conde-Pumpido dimita por adelantar que su nuevo partido no será legalizado

IÑIGO ADURIZ ·13/01/2011 - 22:00h

Txelui Moreno, ayer, durante una rueda de prensa en Bilbao.

La ilegalizada Batasuna considera que no hay medias tintas en la declaración de alto el fuego "permanente, general y verificable" realizada el lunes por ETA. Se trata, en opinión de sus portavoces Marian Betialarrangoitia y Txelui Moreno, de "una decisión unilateral y no condicionada que abre un proceso de solución definitivo" a la violencia en Euskadi.

La organización terrorista no incluyó en su comunicado la palabra "unilateral", que sí estaba recogida entre las exigencias que le hicieron a la banda los firmantes del Acuerdo de Gernika el pasado 25 de septiembre. La ausencia del término en el texto del lunes llevó a uno de los firmantes, Aralar, a exigir a ETA que especifique que su cese de la violencia es irrevocable y que no exige ningún tipo de contraprestaciones.

Txelui Moreno rechazó ayer cualquier lectura del comunicado que cuestione esa unilateralidad durante una larga y multitudinaria rueda de prensa que ofreció junto a otros miembros de la izquierda abertzale ilegalizada en un hotel de Bilbao. "Cuando se dice que no es unilateral, ¿qué se quiere decir? ¿Que es bilateral y, por lo tanto, acordada con el Gobierno? No está acordada con nadie", remarcó. En ese sentido, consideró que "se han hecho cabriolas literarias para leer el comunicado" de ETA y aseguró que la decisión de la banda ha sido "bien valorada por la sociedad vasca".

Sobre la posibilidad de que el grupo armado haga público un nuevo comunicado matizando, precisamente, esa unilateralidad del alto el fuego, Betialarrangoitia señaló que sin saber "cuándo ni cómo" la izquierda abertzale ilegalizada es consciente de que "habrá nuevos comunicados de ETA, que, recordó, "no ha anunciado su disolución".

Moreno consideró que el Gobierno ha experimentado "dos sensaciones" tras el anuncio de ETA. "En privado percibe que es una decisión de gran importancia y calado, mientras que en público pretende seguir situando la pelota en el tejado de la izquierda abertzale", indicó. El PSOE y el PP tienen, en su opinión, "miedo a realizar una valoración objetiva" del comunicado de ETA para "ocultar a la opinión pública el valor" del mismo.

Patxi López exige a Batasuna "hechos" para poder concurrir a las urnas

Los portavoces de la extinta Batasuna también arremetieron contra el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, por "dar cobertura a los sectores inmovilistas" en un contexto "en el que sigue habiendo medidas represivas contra la izquierda abertzale". "No se entiende que el PNV no sea más exigente e interpelativo con el Gobierno", recalcó Moreno.

Respecto a la legalización del nuevo partido que pretende registrar la izquierda abertzale a finales de mes, tanto Moreno como Betialarrangoitia insistieron en que los estatutos del mismo cumplirán la Ley de Partidos porque, señalaron, "hacer un partido legal es el mandato de las bases". Por eso, no ven un escenario en el que la nueva formación no pueda presentarse a las próximas elecciones municipales de mayo, unos comicios en los que auguran tendrán "unos resultados muy buenos".

En este sentido, Moreno calificó de "burradas" las declaraciones del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que el miércoles aseguró que el último comunicado de ETA "no permite que se pueda recuperar la participación política" de la antigua Batasuna. "No es de recibo que el fiscal general diga que ya no basta con cumplir la legalidad", afirmó el portavoz de la izquierda abertzale.

Urkullu reclama en Moncloa a Zapatero la legalización de la izquierda abertzale

Betialarrangoitia fue más allá y exigió la dimisión de Conde-Pumpido, al considerar sus afirmaciones del miércoles como "una declaración política" que "demuestra que la ley no es igual para todos" y que "hay otros elementos que se tienen en cuenta en las resoluciones judiciales" que las estrictamente legales.

"La pelota está en su tejado"

El lehendakari, Patxi López, aseguró que lo que se le exige a la antigua Batasuna para que pueda concurrir a los comicios es "cumplir la legalidad, asumir los principios democráticos y romper cualquier tipo de relación con la violencia". En una entrevista en Los Desayunos de TVE, López afirmó que ese paso "lo tienen que hacer solos", pues "la pelota está en su tejado".

La legalización de la izquierda abertzale, agregó el lehendakari, no puede hacerse "ni por sospechas, ni por voluntades, ni por cuarentenas que plantean algunos", en referencia a la propuesta del PP vasco. Según él, debe basarse en "hechos, datos y realidades".

El líder del PNV, Iñigo Urkullu, se reunió el miércoles por la noche con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien transmitió "la necesidad" de que la izquierda abertzale radical pueda concurrir a las próximas elecciones si los estatutos de su nuevo partido cumplen la ley, informa EP.