Archivo de Público
Viernes, 14 de Enero de 2011

Harrison Ford, contra la jubilación a los 68

El actor, que pasó por Madrid para presentar 'Morning Glory', no descarta volver a ponerse en la piel de Indiana Jones

C. P. ·14/01/2011 - 08:00h

Ford junto a Rachel McAdams, ayer, en Madrid.

Con Harrison Ford (Chicago, 1942) hay dos opciones. Puedes tomarte a la tremenda el hecho de que el actor no haya rodado nada que merezca demasiado la pena en los últimos años. O bien hacer la vista gorda. Para ello uno necesita pronunciar en alto el siguiente conjuro: Han Solo, Indiana Jones y Rick Deckard. Oye, es pronunciar en alto estos tres nombres y olvidársete de golpe todo lo que ha rodado Ford últimamente.

Entonces uno se traslada a un periodo mágico comprendido entre los años 1977 y 1982, cuando Harrison Ford protagonizó La guerra de las galaxias (George Lucas, 1977), En busca del arca perdida (Steven Spielberg, 1981) y Blade Runner (Ridley Scott, 1982), que se dice pronto. Luego vinieron nuevas y exitosas partes de sus dos sagas más populares, la galáctica y la del arqueólogo con látigo, y títulos clásicos de los años ochenta como Único testigo (Peter Weir, 1985) y Frenético (Roman Polanski, 1988).

"Pedir que me retire es como pedir que me acueste para morir"

Pese a todo, a sus 68 años, el actor se resiste a vivir de su leyenda (léase del cuento). Ayer pasó por Madrid para presentar Morning Glory, comedia dirigida por el surafricano Roger Michell (Notting Hill), que se estrena el viernes 21 de enero. "Cuando me preguntan cuándo me voy a retirar me siento como si me estuvieran pidiendo que me acueste para morir. Mientras me siga gustando hacer películas y contar historias seguiré en activo", dijo el intérprete.

Morning Glory cuenta la historia de una productora de televisión sin escrúpulos (Rachel McAdams) decidida a reflotar un magazín matinal. La peor parte se la llevará el personaje interpretado por Ford, un periodista de prestigio condenado a presentar junto a Colleen Peck (Diane Keaton), diva de los magazines de la mañana, un programa en el que las noticias se combinan con una selección de absurdos vídeos de internet o consejos de autoayuda. ¿Les suena? Es decir, es como si Tele 5 obligara a Iñaki Gabilondo a hacer chistes sobre politonos en un programa matinal de variedades. Territorio para la comedia, sin duda. O para el drama. "Hay muchos periodistas responsables en la actualidad, pero cada vez menos. Siempre he valorado la objetividad en las noticias, pero últimamente el modelo parece ser más bien un lugar donde la gente pueda sentirse cómoda con sus prejuicios", razonó Ford.

Dicho lo cual tocaba hablar de un tema mucho más trascendental: ¿habrá quinta parte de las aventuras de Indiana Jones? Quizás. "Físicamente no veo el problema. Lo que tenemos que encontrar Steven [Spielberg], George [Lucas] y yo es un guión que nos guste", contó el actor.

"Me limito a hacer de médico o de arqueólogo, no de héroe"

El secreto del éxito

Ford también tuvo tiempo para hablar sobre los numerosos papeles de héroe que ha interpretado durante su carrera, lo que podría explicar, en parte, su tremendo éxito entre las masas. El actor negó la mayor. "Nunca elegí interpretar héroes. Eran las convenciones cinematográficas las que los convertían en héroes. Los dramas teatrales y las películas suelen contar la historia de alguien que tiene que superar un obstáculo. Yo me limito a interpretar a médicos o arqueólogos. La única fórmula del éxito es elegir bien con quién trabajas", zanjó. La controversia, pues, está servida. ¿Es de verdad Indiana Jones un tipo normal?