Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

La Policía carga contra una manifestación en el centro de Túnez

EFE ·13/01/2011 - 09:47h

EFE - Dos mujeres cubiertas con su velo caminan al frente de un centro comercial incendiado donde los protestantes quemaron vehículos y atacaron oficinas gubernamentales el martes en el distrito de Ettadhamen, ubicada a varios kilómetros del centro de Túnez.

Fuerzas antidisturbios cargaron hoy contra varios grupos de profesores y estudiantes que intentaban manifestarse en la céntrica avenida Habib Burguiba de la capital tunecina en protesta por la represión violenta de la contestación social en el país, según constató EFE.

Las fuerzas policiales dispararon bombas de gases lacrimógenos e impidieron a los manifestantes acceder a la avenida, la más popular de Túnez, desde las calles adyacentes.

Un profesor que intentaba participar en la manifestación indicó a EFE que había acudido al acto en protesta por la muerte el miércoles del profesor universitario franco-tunecino Hatem Betahar en la ciudad de Douz, en el sur del país.

Tras la disolución de la manifestación, en la Medina del casco antiguo de Túnez grupos de jóvenes han lanzado cócteles molotov contra la sede del partido en el poder, la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), y contra algunas oficinas bancarias.

En la ciudad de Douz se produjo también otra víctima mortal, según fuentes sindicales, que señalaron que en la conocida zona turística de Hammamet se registraron igualmente violentos disturbios la pasada noche.

Según esas fuentes, en Dar Chaban, cerca de la ciudad de Hammamet murió una mujer, de nombre Fatma Djerbi, durante los enfrentamientos en los que resultó incendiada una oficina de Correos.

Por otra parte, el primer ministro tunecino, Mohamed Ghanuchi, ha convocado esta tarde por separado a los dirigentes de los tres partidos de oposición legales del país, indicaron fuentes de estas formaciones.

Se trata de Ahmed Brahim, del movimiento Etajdid, Mustafá Benyafar, del Foro Democrático por el Trabajo y la Libertad (FDTL) y Najib Chebbi, del Partido Democrático Progresista (PDP).

Según fuentes parlamentarias, el presidente tunecino, Zine el Abidine Ben Alí, habría destituido a su portavoz y consejero especial, Abdelaziz Ben Dhia, y nombrado en su lugar a Mohamed Jgham, una figura conocida en el país por su talante reformador.

La última cifra oficial de víctimas proporcionada por el Gobierno el martes hablaba de 21 muertos en todo el país desde que se iniciaron los disturbios, mientras que los partidos de oposición y los sindicatos elevan el balance a más de 50 víctimas mortales.

Desde París, la presidenta de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Souhayr Belhassen, aseguró hoy que tienen ya identificados a 66 muertos a causa de los disturbios registrados en Túnez desde mediados de diciembre.