Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

La Audiencia Nacional procesa a diez miembros de Segi

El juez Pablo Ruz les imputa por su integración en la rama juvenil de ETA y por ataques contra el TAV

EFE ·13/01/2011 - 18:25h

Pintada en favor de SEGI.- Humberto Bilbao/PÚBLICO

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha procesado hoy a diez miembros de la rama juvenil de ETA, Segi, dos de ellos huidos, por integrar esta organización ilegalizada y por participar en actos de violencia callejera entre 2007 y 2009, entre ellos ataques contra el Tren de Alta Velocidad (TAV).

El procesamiento se suma a las detenciones esta semana de dos supuestos miembros de ETA , tan sólo 24 horas después de la ampliación de la tregua anunciada por la banda terrorista. El presunto responsable de la encriptación de documentos, Iraitz ,fue detenido en Francia y su pareja Itxaso Urtiaga, en Zarautz, en una operación conjunta de las policía francesa y la Guardia Civil.

Los procesados hoy son Egoitz Balerdi Ugalde y Mikel García Otamendi (en grado de dirigentes), así como de Asier Olano Zabaleta, Ekhi Oñate Arrozpide, Jon Ezeiza Jauregi, Txaber Zabaleta Galdeano, Aitzol Arrieta Erauskin (hijo de la portavoz de PCTV-EHAK, Nekane Erauskin) y Oier Urrutia. Los dos huidos, para los que en su día se decretó orden de busca y captura, son Antton Zabala y Ekaitz Telleria.

En el auto de procesamiento, el juez, además del delito de integración en organización terrorista, les imputa un delito de tenencia y depósito de sustancias explosivas, incendiarias o inflamables de carácter terrorista y uno o más delitos de desórdenes públicos y daños de carácter terrorista.

El juez sostiene que los procesados utilizaban un local Hernani (Guipúzcoa) para "fabricar dispositivos que posteriormente iban a ser utilizados en ataques violentos contra empresas directamente relacionadas con el TAV".

Les acusa en concreto de participar en actos de "kale borroka" en Hernan como la quema de un cajero el 27 de septiembre de 2008, el incendio de una excavadora de una empresa concesionaria de las obras del TAV el 23 de agosto de 2008 o el ataque a la estación de tren de esa localidad en marzo de 2009.

Además acusa a García Otamendi y a Arrieta Erauskin de haber convocado un borroka eguna (día de lucha) en Hernani el 16 de enero de 2009 durante el que ETA-SEGI "colocó diferentes artefactos explosivos en un repetidor de televisión".

Cañones, cohetes, bengalas....

También les atribuye los disturbios ocurridos durante una manifestación de La Falange el 12 de octubre de 2007 (día de la Hispanidad) en San Sebastián.

El juez les imputa también por tenencia de sustancias explosivas e incendiarias

En el registro de los locales de Segi en Hernani, "a los que tenían acceso todos los imputados", se hallaron huchas para financiar a organizaciones del entramado etarra como Askatasuna, Ekin, Askapena o la propia Segi.

En el Gatztetxe de Hernani se encontraron además dos carabinas, una de ellas con el cañón inutilizado, tres cohetes "voladores" y cuatro bengalas de humo.

Según el juez, "este local es utilizado como punto de reunión de los detenidos" con miembros de Segi para fines de ese colectivo, bajo la directriz de ETA, "como es el de crear una opinión pública favorable a la paralización" de las obras del TAV "confeccionando pancartas de contenido beligerante" y fabricando artefactos para ataques contra las empresas concesionarias.