Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

Alonso asegura que Ferrari está concentrado en hacer un buen trabajo y conseguir títulos

EFE ·13/01/2011 - 13:12h

EFE - Los automovilistas de la escudería Ferrari de Formula 1, el español Fernando Alonso (i), el brasileño Felipe Massa (2i), y los motociclistas de Ducati MotoGP, el italiano Valentino Rossi (2d), y el estadounidense Nicky Haiden (d), posan el pasado lunes 10 de enero de 2011, durante el inicio del "Wrooom Ski Meeting" de los patrocinadores de los equipos Ferrari y Ducati en Madonna di Campiglio (Italia).

Fernando Alonso ha declarado esta mañana en la conferencia de prensa del Wrooom 2011 que la escudería Ferrari está concentrada en hacer un buen trabajo para conseguir los títulos de pilotos y constructores.

Alonso, que se considera "un líder, pero no el líder" ha confesado que el nuevo Ferrari que se presentará el próximo 28 de enero en Maranello, será "mas complejo, con más cosas que hacer y eso puede hacerte perder la concentración".

"En el simulador nos entrenamos todos los días para familiarizarnos con los botones del volante, aunque muchas de las funciones aún no están operativas, se trata de automatizar los movimientos para cuando comiencen los entrenamientos", declaró el piloto asturiano.

También señaló Alonso que el coche de este año "incorporará algunos cambios" que se introdujeron la pasada temporada y otros que él mismo ha pedido "para simplificar los mandos en el volante".

"El año pasado cuando llegué a Maranello el coche ya estaba terminado. Los coches los diseñan los ingenieros, pero he podido hacer algunas sugerencias para encontrarme mas agusto", indicó el bicampeón del mundo.

De lo ocurrido en Abu Dabi pasó de puntillas y se limitó a comentar: "Se gana y se pierde juntos, opinar después de la carrera es muy fácil. La semana después ya nadie pensaba en Abu Dabi, cada minuto que pierdes en hacerlo es dárselo de ventaja a los rivales".

Y de los cambios en el equipo, con el nombramiento de Pat Fry como estratega, Fernando Alonso comentó: "Todos los cambios son siempre para mejorar, es cualquier empresa o en cualquier organización, conozco a Pat Fry de cuando estuve en McLaren (2007) y espero que todo funciones bien".

De las modificaciones del reglamento, sobre todo del alerón trasero móvil y del KERS para facilitar los adelantamientos, dijo: "Pienso que funcionarán, la comisión de Fórmula Uno habrá hecho las simulaciones pertinentes y habrán visto que puede funcionar, el problema es que son más pulsantes y en condiciones de lluvia habrá que tener muchas precauciones".

También dijo Alonso que con los nuevos neumáticos Pirelli tendrá que cambiar "el estilo de conducción y los ingenieros también tendrán que adaptar el coche para sacar el mejor partido a las gomas", al tiempo que se mostró confiado en el hecho de que Ferrari "siempre ha cuidado muy bien los neumáticos". "Ese puede ser un punto más a nuestro favor", comentó.

Sobre su forma física y si tendría que adelgazar con la introducción del KERS, como ocurrió hace dos temporadas, afirmó: "Cuando empiece el mundial el 13 de marzo estaré más delgado, ahora he tenido que frenar un poco mi preparación física porque he tenido una pequeña lesión en la pierna, pero llegaré en plena forma, aunque durante toda la temporada, de marzo a finales de noviembre, es imposible mantenerse igual. Habrá que cuidar sobre todo pruebas seguidas como Malasia, la más exigente físicamente y China para estar siempre a tope".

Se quejó de los pocos días de entrenamiento que hay. "Me gustan las carreras y me gusta correr, pero los pocos días de entrenamientos son sobre todo un problema para los jóvenes pilotos que no tienen la oportunidad de llegar en condiciones a la Fórmula Uno y hacen mas difícil el relevo generacional".

Fernando Alonso ha dicho que la relación con su compañero, el brasileño Felipe Massa, es perfecta: "estamos esquiando juntos, jugamos por las noches al póquer y desarrollamos una actividad totalmente normal. Tenemos quince días de pruebas, uno hará siete y el otro ocho, cuando yo no esté al volante tendré que seguir su trabajo desde los monitores y tengo que tener toda la confianza en su trabajo, se trata de tener un piloto con dos personas".

De los rivales para el campeonato del mundo, este año habrá cinco en la salida, cree que Michael Schumacher será "el más peligroso". "Aunque este año haya tenido una mala temporada, es siete veces campeón del mundo, no se le ha olvidado pilotar, no tiene nada que perder", añadió.

Pero también considera que el actual campeón, el alemán Sebastian Vettel, será un rival a tener en cuenta: "en 2009 fue subcampeón y el año pasado logró el título a pesar de todos los problemas que tuvo y que pudo haberlo conseguido cuatro o cinco carreras antes. Esta temporada tendrá más experiencia, más calma, no se tiene nada que perder y se conduce mejor".

Aunque a Fernando Alonso le gustaría que su principal rival por el título sea Felipe Massa. "Eso significaría que tenemos el mejor coche", afirmó.

Sobre el italiano Valentino Rossi, nueve veces campeón del mundo, y su posible desafío con él en dos y cuatro ruedas dijo: "Es muy simpático, como piloto excepcional, creo que el mejor en la historia del motociclismo porque no va a ser fácil repetir lo que ha hecho. Hemos tenido aquí la oportunidad de hablar y trabajar un poco y para diciembre es posible que haya alguna sorpresa".