Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

Jefe salud Francia renuncia en escándalo fármaco para adelgazar

Reuters ·13/01/2011 - 12:55h

Por Brian Love

El jefe de la agencia de salud pública de Francia anunció el miércoles su renuncia mientras el Gobierno era presionado para explicar por qué le tomó tanto tiempo prohibir un fármaco para el control del peso que se sospecha causó la muerte a más de 500 personas.

Jean Marimbert dijo en una carta explicando su decisión que el fármaco vendido a diabéticos y personas siguiendo dietas para adelgazar por más de 30 años antes de ser retirado del mercado en 2009, ahora era la causa de una "crisis sin precedentes".

Ha enfrentado al Gobierno de centroderecha del presidente Nicolas Sarkozy con el peor escándalo por un tratamiento médico desde que el ex primer ministro Laurent Fabius fue juzgado y absuelto por la administración de sangre contaminada con sida a pacientes de transfusiones por hemofilia en la década de 1990.

"Cómo uno puede no ser acosado por la punzante duda sobre qué pudo y qué debió hacerse para que el uso y el mal uso de este medicamento se acabara antes", dijo Marimbert, jefe por los últimos siete años de la Agencia Francesa de Seguridad de Productos de Salud en la carta publicada en el periódico Liberation.

En el centro del debate está una pastilla, Mediator, fabricada por la compañía francesa Servier y vendida a hasta 5 millones de personas entre 1976 y noviembre de 2009, cuando se ordenó su retiro del mercado, varios años después de que fuera retirada en España e Italia,

Un cuerpo de inspectores de salud estatal debe presentar un reporte al Gobierno sobre el caso Mediator el sábado y el presidente ha prometido buscar "la máxima transparencia" mientras las asociaciones que representan a las víctimas también están comenzando a presentar demandas.

Al menos 500 muertes pueden atribuirse a un problema en una válvula del corazón causado por la exposición a benfluorex, la molécula activa clave en Mediator, entre 1976 y noviembre de 2009, según cálculos de la agencia de seguridad sanitaria francesa dados a conocer en noviembre de 2010.

(1 dólar = 0,7665 euros)