Jueves, 10 de Enero de 2008

Un informe prevé que en el primer trimestre de 2008 el empleo crecerá la mitad que en 2007

EFE ·10/01/2008 - 13:17h

EFE - El crecimiento estimado del empleo para el primer trimestre de 2008 se sitúa en torno al 2,5 por ciento de media, la mitad que en el mismo periodo de 2007.

El crecimiento estimado del empleo para el primer trimestre de 2008 se sitúa en torno al 2,5 por ciento de media, la mitad que en el mismo periodo de 2007, según el avance del Mercado Laboral AFI-AGETT de enero.

De acuerdo con este indicador, que elaboran la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) y Analistas Financieros Internacionales (AFI), el mercado de trabajo español mantendrá en los próximos meses la desaceleración que ya se venía registrando en los precedentes.

También estima, a pocos días de la publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA) que el crecimiento de ocupados en el cuarto trimestre de 2007 será del 2,8 por ciento, lo que situaría el promedio del año en un 3,2 por ciento, nueve décimas por debajo del registrado en 2006.

El año pasado terminó con un crecimiento medio de afiliados en la seguridad social del 3 por ciento, añade el informe, porcentaje inferior a los dos años precedentes y que se asemeja al del periodo de desaceleración de 2002 a 2004, aunque el número absoluto de afiliados sea bastante superior al de entonces.

Las perspectivas para 2008 son de un crecimiento más moderado en el número de afiliados en torno al 2,5 y el 3 por ciento de media.

En el conjunto de 2007, se registró un descenso en el número de parados del 0,02 por ciento debido principalmente al aumento del 5,68 por ciento del paro en la construcción, mientras que el sector de los servicios terminó el año con el mismo número de parados que un año antes.

Sólo la industria contribuyó a reducir el desempleo en 2007, aunque los descensos fueron cada vez menores, con una caída en tasa interanual del 0,8 por ciento en diciembre, frente a la del 6,4 por ciento del mismo mes de 2006.

Aunque la industria fue el único sector que influyó notablemente para reducir el paro en 2007, previsiblemente dejará de hacerlo este año, señala el informe.

Si la construcción ha sido protagonista en el devenir del mercado laboral del último año, la inmigración también ha ido ganando peso, como lo demuestra el hecho de que en diciembre, 103 de cada 1.000 afiliados a la Seguridad Social fueron extranjeros, frente a los dos de cada 1.000 registrados en 1999.

Marruecos, Ecuador, Rumanía y Colombia concentra el 44 por ciento del total de afiliados extranjeros a la Seguridad Social.

El ritmo de crecimiento de afiliación de extranjeros fue del 8,6 por ciento en diciembre, tasa que se está ralentizando en el régimen general, aunque se mantiene en el de autónomos.

En 2007 los trabajadores extranjeros se concentraron en las ramas de actividad más afectadas por la desaceleración (construcción, actividades inmobiliarias y de alquiler y servicios empresariales) y en 2008 se prevé que continúe dicho proceso de ajuste.

No obstante, el comercio, la hostelería y la industria compensarán en parte la caída de la construcción a efectos de colocación de los extranjeros.

Ante esta situación de desaceleración del mercado de trabajo, el informe insta a reflexionar sobre las políticas migratorias que contribuyan a moderar el crecimiento de la población activa para mitigar las expectativas de crecimiento del paro, al tiempo que propone que se dé formación a los trabajadores en el país de origen.