Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

El secretario de Energía defendió Garoña en contra del Gobierno

El nuevo número dos de Sebastián fue perito de los dueños de la central nuclear

ALICIA GUTIÉRREZ ·13/01/2011 - 01:00h

Central nuclear de Garoña, en Burgos.enrique truchuelo

Fabrizio Hernández, el economista que desde el martes pilota la crucial Secretaría de Estado de Energía, firmó el 23 de marzo de 2010 un informe pericial favorable a Nuclenor SA, propietaria de la central nuclear de Garoña (Burgos) y ahora embarcada en un pleito contra el Gobierno por su decisión de cerrar la planta en julio de 2013. El informe, fechado un día antes de que Nuclenor formalizase su demanda, sostiene que Garoña está "en condiciones de seguir en funcionamiento más allá" de la fecha programada para la clausura. Y cifra en 951,4 millones el daño económico que el cerrojazo causará a la compañía al cesar sus ingresos de explotación. Esa es exactamente la cantidad con que Nuclenor pretende ser indemnizada por la Administración del Estado, la misma a cuyo puesto de mando acaba de incorporarse Hernández. Según Industria, el ministro Miguel Sebastián conocía ese peritaje antes de propiciar su nombramiento como secretario de Estado, aprobado por el Consejo de Ministros del pasado día 7.

Sin contaminar

Nuclenor reclama al Estado lo mismo que dice el peritaje: 951 millones

La tesis del informe que elaboró y rubricó Hernández como director asociado de la consultora Nera se sitúa en las antípodas de la aplicada por el Gobierno: que Garoña, diseñada para 25 años de vida útil, debe parar definitivamente en julio de 2013 tras 42 años de actividad. Ayer, portavoces de Industria y de Moncloa rechazaron que haber emitido la pericial pro Nuclenor contamine a Hernández para ejercer como secretario de Estado. La empresa está controlada de forma paritaria por Endesa e Iberdrola, dos gigantes del sector energético español.

No hay ninguna causa de incompatibilidad, remachó el equipo de Sebastián: ni legal ni moral, fue el mensaje. Industria cree que, "en principio", Hernández no deberá afrontar ninguna decisión sobre Garoña. Pero la deriva judicial del litigio abre incógnitas, reconocieron las fuentes. Llegado el caso, decidirán "los servicios jurídicos".

A la pregunta de si Fabrizio Hernández suscribe hoy el contenido del informe, Industria respondió así: "Aquí, la opinión personal da lo mismo. Es un gran activo tener un secretario de Estado que es un gran experto en el sector. Ahora trabaja para el ministerio y defenderá sus intereses". El peritaje, añadió la fuente, se elaboró con las premisas facilitadas por Nuclenor, y de ahí que sus conclusiones le sean favorables.

Industria subraya que Hernández no incurre en incompatibilidad

Citado como perito

La Ley estatal de Incompatibilidades obliga a los altos cargos "a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieran tenido alguna parte".

Las fuentes consultadas en Industria, Administración y Moncloa aseguran que la Oficina de Conflicto de Intereses, que vela por el cumplimiento de la citada ley, ni siquiera ha emitido informe sobre el nuevo secretario de Estado. Y que no lo ha hecho porque ninguna de sus actividades profesionales ejercidas en los dos últimos años generaba dudas jurídicas. Hernández, aduce el Ejecutivo, era un técnico sin intereses en el sector energético.

Nuclenor utilizará el informe del hoy secretario de Estado como prueba contra el Gobierno. De hecho, la Audiencia Nacional ha citado a Fabrizio Hernández a instancias de la compañía para que el viernes declare como perito. Industria confirmó ayer que, "lógicamente", Hernández no acudirá a la citación. La Audiencia tiene ahora la opción de citar al coautor del informe, Óscar Arnedillo, director de Nera.