Archivo de Público
Jueves, 13 de Enero de 2011

La Fiscalía adelanta que Batasuna no será legalizada

Rubalcaba dice que el anuncio de que habrá nuevos comunicados de ETA es el reconocimiento de que el último es "insuficiente"

PEDRO ÁGUEDA ·13/01/2011 - 08:00h

pool - El hijo del policía francés asesinado por ETA saluda a Rubalcaba en presencia de Zapatero y Chacón.

"Todo sigue igual". Con estas tres palabras el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, definió ayer la perspectiva electoral de Batasuna que deja el último comunicado de ETA. Y es que un alto el fuego general, permanente y verificable "no permite que se pueda recuperar la participación política" de Batasuna, añadió el jefe de la fiscalía. Será, en todo caso, el Tribunal Supremo quien decida finalmente si el nuevo partido es continuidad de la ilegalizada Batasuna y, si es así, que no puede incorporarse al Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior.

La fiscalía será el segundo destino de los estatutos que la izquierda abertzale presentará en el Ministerio del Interior entre la última semana de enero y la primera de febrero. Al igual que ocurrió con Abertzale Sozialisten Batasuna en 2007, Interior remitirá previsiblemente esos estatutos a la fiscalía que, a su vez, requerirá informes a las fuerzas de seguridad sobre sus representantes legales, contenido y simbología. En el caso de que la fiscalía concluya, como ya adelantó Conde-Pumpido, que la nueva formación da continuidad a la ilegalizada Batasuna, instará a su ilegalización por el Tribunal Supremo. El fiscal general dejó abierto un resquicio a un "cambio trascendental" de la situación actual, que sólo vendría dado por un anuncio de abandono definitivo de la violencia por parte de la banda terrorista o por la ruptura formal de Batasuna con ETA.

Rubalcaba sobre el anuncio de ETA: "No es la noticia, tampoco para Batasuna"

La participación de la izquierda abertzale ilegalizada en los comicios de mayo centra el debate político desde el anuncio de ETA. Ayer, el diario Gara publicó la tercera entrevista de Arnaldo Otegi desde que está en la cárcel de Logroño. En ella, Otegi defiende la legalización de su partido y cree "evidente" que el Estado tendrá que emprender una "gestión política" para motivar "soluciones definitivas".

"Otegi se equivoca de interlocutor. No tiene que hablar hacia el Estado, que tiene una posición muy clara, sino que tiene que dirigirse a ETA, que es su problema, si es que quiere ser legal", reaccionó Alfredo Pérez Rubalcaba. El vicepresidente primero se refirió otra vez al carácter "insuficiente" del comunicado: "Esta es una noticia que no es mala, pero no es la noticia tampoco para Batasuna" . Y apoyó su afirmación en el hecho de que es la propia Batasuna la que ha anunciado nuevos comunicados de ETA.

Jáuregui corrige a Eguiguren

Zapatero come en la Moncloa con Patxi López y cena después con Urkullu

Al único socialista que se ha postulado a favor de la legalización de Batasuna, el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, respondió ayer el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, quien replicó que "no es el momento" de dar ese paso. En la línea de lo manifestado por Cándido Conde-Pumpido, el ministro aseguró que, "salvo que ocurran más cambios de aquí a mayo, sobre el esquema actual del último comunicado no hay posibilidad de legalizar un partido de la izquierda abertzale".

Por su parte, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, apostó por lapresencia de la izquierda abertzale en los comicios municipales y forales para lograr "la normalización" de la política en Euskadi, siempre que los nuevos estatutos cumplan con la Ley de Partidos. El Gobierno rinde homenaje al policía francés asesinado por la banda en 2010Urkullu abordó esta y otras cuestiones con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una cena celebrada en la Moncloa por la noche. Al mediodía, Zapatero había almorzado con el lehendakari, Patxi López, de visita en Madrid para participar en un acto de fomento del turismo en el País Vasco. Fuentes próximas al encuentro, al que asistió también el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su homólogo vasco, Rodolfo Ares, aseguraron que ambos coincidieron en que el comunicado de ETA es un avance, pero que es insuficiente porque no declara el final de la violencia y antepone condiciones políticas.

Por la mañana, el jefe del Ejecutivo presidió en la Moncloa el homenaje anual a las víctimas de las fuerzas de seguridad en acto de servicio. Zapatero dijo que con unidad, firmeza y determinación, "el fin definitivo de la violencia llegará". "Llegará el fin de la violencia de ETA, pero la memoria de las víctimas no se extinguirá", dijo en presencia de los familiares de los agentes fallecidos, entre ellos el cuñado y el hijo de la única víctima de la banda en 2010, el comandante de la policía gala Jean-Serge Nèrin.