Archivo de Público
Miércoles, 12 de Enero de 2011

China suspende las importaciones de carnes, huevos y derivados de Alemania

EFE ·12/01/2011 - 10:45h

EFE - Vista general de la fábrica de pienso Rehbock en Langwedel, Alemania, donde 140 de sus 536 cerdos deben ser sacrificados y sus cuerpos incinerados por presentar altos niveles de dioxinas.

China anunció la suspensión de sus importaciones de todo producto relacionado con la carne de cerdo, de aves y huevos de Alemania, señalando también que controlará a la llegada las remesas que ya estén en camino para evitar su entrada si se detectan dioxina.

En un comunicado publicado en la página web de la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ), que regula las importaciones chinas, se remite a las autoridades alemanas, que señalaron haber encontrado dichos tóxicos en algunas granjas.

Expertos independientes del sector alimentario dijeron hoy a Efe que esperaban la decisión de Pekín desde que la adoptó Corea del Sur (aunque solo para la carne de cerdo) "pero esperaron a que el viceprimer ministro chino Li Keqiang acabara su visita oficial a Alemania, primer socio comercial de China en la UE".

Según recordó la AQSIQ en su comunicado, las autoridades de agricultura alemanas y los servicios de protección al consumidor confirmaron que una parte de carne de cerdo, de pollo y productos de huevos resultaron contaminados en el proceso de fabricación de piensos.

Al parecer, grasas contaminadas con dioxina para la producción de piensos llegaron desde una empresa holandesa a Alemania y fueron distribuidas en diversos lugares del país.

Por eso y "para prevenir la entrada de alimentos contaminados, proteger la salud y seguridad alimentaria del pueblo de China y según su ley, se suspende la importación de productos de cerdo, de aves y huevos de Alemania desde el 11 de enero", afirmó la AQSIQ.

Según los expertos contactados por Efe, "esto es grave, pues si encuentran dioxinas, Alemania podría esperar unos cuatro años antes de que les acepten de nuevo exportar esos productos".

"Pero si no es así, la suspensión podría ser solo de un año, como sucedió antes con Irlanda cuando China aplicó la suspensión preventiva porque en el país había detectado dioxinas", añadieron.

No obstante, la medida china es considerada por los expertos del sector "simbólica", pues China importaba a Alemania muy poca cantidad de estos productos.

"Pero llega en el momento en que Alemania iba a ampliar las exportaciones después de haber recibido en octubre el permiso de la AQSIQ, que autorizó a cuatro empresas a enviar sus productos a China y tras haber recibido visitas de los inspectores desde el 2008 y el 2009", añadieron las fuentes.

La medida no afecta a embutidos alemanes ya que ninguno europeo fue autorizado todavía, con excepción del jamón.

Y los únicos jamones autorizados a venderse en China procedentes de la Unión Europea (UE) son desde diciembre del 2007 el ibérico de España y el de Parma de Italia.