Archivo de Público
Miércoles, 12 de Enero de 2011

El río Brisbane sigue creciendo por las inundaciones en noreste de Australia

EFE ·12/01/2011 - 04:38h

EFE - Detalle del desbordado río Brisbane en esa ciudad de Australia.

El nivel del río Brisbane continúa subiendo hoy y en las próximas 48 horas dejará barrios enteros sumergidos en la capital de estado de Queensland, la tercera mayor ciudad de Australia, donde las inundaciones ya han dejado diez muertos y unos 90 desaparecidos.

Más de 40.000 casas y edificios están amenazados por "el peor desastre natural de nuestra historia", dijo la jefa del estado de Queensland, Anna Bligh.

Todos temen que el número de víctimas mortales aumente en breve y los equipos de rescate llegados al valle del río Lockyer -que se desbordó el lunes- "esperan encontrar cuerpos" cuando registren viviendas inundadas en Lowood, Grantham y Murphy's Creek.

"Creo que será un día muy duro y de emociones a flor de piel en el valle (..) hay familias que aún tienen esperanza y es muy posible que sus anhelos se vean trágicamente destrozados", lamentó Bligh.

En Brisbane, el río que pasa por el centro de la ciudad de dos millones de habitantes alcanzará al mediodía los 4,5 metros de altura y subirá un metro más el jueves, según los meteorólogos.

Su alcalde, Campbell Newman, explicó que según un modelo generado por ordenador, el agua cubrirá un área que abarca 2.100 calles y con casi 20.000 viviendas y 3.500 negocios.

Otras 12.000 casas y 2.500 espacios comerciales también se verán parcialmente afectados por las inundaciones.

Al oeste de Brisbane, la comunidad de Ipswich quedará anegada por la crecida del río Bremer, cuyo caudal se espera que alcance hoy los 22 metros de altura.

Unos 1.500 de los 100.000 habitantes ya se encuentran en centros de acogida para que no les pille el temporal.

Las riadas, que han provocado 200.000 damnificados en la mitad este de Australia, se han extendido al norte del estado de Nueva Gales del Sur, donde se ha desalojado a grupos de vecinos y las autoridades han declarado la alerta.