Archivo de Público
Miércoles, 12 de Enero de 2011

España cumplió "con holgura" el objetivo de déficit de 2010

La lucha contra el fraude fiscal recupera 10.000 millones para el Estado

 

A. FLORES / P. GONZÁLEZ ·12/01/2011 - 08:00h

Cuando se pidió a nivel mundial que se dedicase dinero público a activar las economías, España, aún a costa de disparar su déficit, aplicó "una de las políticas de estímulos fiscales más intensa para amortiguar las consecuencias del desplome del sector inmobiliario, evitar el hundimiento de otros sectores y preservar la cohesión social". Cuando se ha pedido tijera, España ha cumplido con creces. Este fue el mensaje que lanzó ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la presentación de su Informe Económico de 2010: España cumple. "Los datos disponibles de ejecución presupuestaria permiten anticipar que en 2010 se cumplirán con holgura las previsiones de déficit del 9,3%" (frente al 11,1% alcanzado en 2009).

Los primeros resultados se conocerán este mes, cuando se harán públicos los déficit de la Administración General del Estado y la Seguridad Social. Se adelanta así una cita que en otros ejercicios no llegaba hasta febrero. Otro gesto de transparencia para generar confianza en los mercados, interlocutores a los que Zapatero dirigió ayer un discurso de 18 páginas en el que utilizó en 43 ocasiones la palabra "reforma".

Zapatero ve "incuestionable" lograr un déficit del 6% para 2011

A los mercados, que ayer dieron cierta tregua reduciendo a 2,5 puntos porcentuales la rentabilidad que exigen a la deuda pública española por encima del bono alemán, Zapatero les confirmó también que el "compromiso de alcanzar el 6% del déficit en 2011 es incuestionable" y que, aunque buscar un Plan B cuando se está cumpliendo con lo previsto no tiene sentido, la intención es "corregir cualquier desviación que se produzca de los objetivos fijados en cuanto el riesgo sea mínimamente detectado".

Cuadrar con las previsiones las cuentas del pasado ejercicio no se ha logrado solo a base de tijera del gasto público, en el que se ha incluido "la supresión de altos cargos y una reducción del 25% de las empresas públicas". Además, en el año 2010 se logró una recaudación récord derivada de la lucha contra el fraude fiscal: "10.000 millones de euros, un 23% más lo recaudado en 2009".

Inyecciones a la banca

El presidente apremia a cajas y bancos a capitalizarse

Zapatero reconoció las "dudas que subsisten" en torno al sector financiero español, "sobre su vulnerabilidad frente a una evolución adversa de la economía y las consecuencias de la crisis del mercado inmobiliario". Estas "dudas afectan negativamente" a las posibilidades de que "obtengan financiación externa" y que "la canalicen a empresas y familias". Solución: "Que todas mejoren lo antes posible su estructura de capital y la calidad del mismo".

No es algo que tengan que hacer solas de momento, especialmente las cajas. "Quiero recordar", apuntó Zapatero, "que el Gobierno tiene en marcha el FROB (Fondo de Reestructuración ordenada Bancaria) como mecanismo de capitalización". Un apoyo que, también quiso recordar, "se hará en condiciones rigurosas de mercado y tendrá un carácter temporal".