Martes, 2 de Octubre de 2007

Olmert y Abás buscan un documento que sirva de marco para un acuerdo de paz

Agencia EFE ·02/10/2007 - 22:16h

Agencia EFE - El presidente palestino, Mahmud Abás (dcha.), y el jefe del Gobierno israelí, Ehud Olmert (izq.), reanudan mañana sus reuniones periódicas. EFE

El presidente palestino, Mahmud Abás, y el jefe del Gobierno israelí, Ehud Olmert, reanudan mañana sus reuniones periódicas con el fin de dar contenido a la conferencia de paz regional anunciada para el próximo mes en Estados Unidos.

El encuentro será el primero de ambos después de la última visita hace quince días de la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, a Oriente Medio, para preparar una cita de la que tras semanas de incertidumbre ya se conocen los detalles pero aún no la agenda.

Según portavoces estadounidenses, la conferencia tendrá lugar en la segunda mitad de noviembre en Annapolis (Maryland) y, de acuerdo con Abás, a la misma han sido convocados una veintena de países, grupos regionales como la UE y organismos mundiales como la ONU.

Fuentes diplomáticas occidentales dijeron que entre los invitados figuran una docena de países árabes, algunos "aliados" de EEUU, como Arabia Saudí, y otros tildados de "hostiles" por la administración norteamericana y que parecían vetados hasta hace poco, como Siria.

El respaldo del mundo árabe a la conferencia se considera vital pero tanto el régimen de Ryad como el de Damasco han condicionado su presencia; el primero a que en la conferencia se aborde la raíz del conflicto, y el segundo a que ayude a poner fin a la ocupación israelí del Golán, en territorio sirio.

El caso es que la inclusión en la agenda de ambos aspectos continua siendo una incógnita -como el resto del temario-, en la medida en que la conferencia carece todavía de un documento que pueda servir de base a las discusiones.

Según dijo a EFE el portavoz del primer ministro israelí, David Baker, la redacción del borrador de ese texto será uno de los principales propósitos del nuevo encuentro de Olmert y Abás.

La reunión se celebrará por la mañana en Jerusalén y como las últimas entre ambos interlocutores estará rodeada de gestos.

Abás y Olmert se reunirán en la "suca" -cabaña tradicional con que los judíos recuerdan el Éxodo de Egipto, que se conmemora en estas fechas- de la residencia del primer ministro israelí, en unas conversaciones que han sido precedidas de la liberación entre ayer y hoy de 86 militantes palestinos.

Las posturas de las partes continúan, sin embargo, distantes.

Olmert mantiene que el documento de base sea una declaración de principios mientras que Abás insiste en que establezca plazos para la resolución de los asuntos que Rice estima "cruciales" para la creación de un estado palestino.

Según Saeb Erekat, asesor de Abás y jefe negociador palestino, en caso de encontrarse un terreno de entendimiento sobre esos temas -las fronteras del futuro estado, el problema de los refugiados y la división de Jerusalén- la independencia palestina podría hacerse realidad seis meses después de la conferencia.