Archivo de Público
Martes, 11 de Enero de 2011

Irán confirma que reanudará el dialogo nuclear con el 5+1 el 21 de enero

EFE ·11/01/2011 - 11:27h

EFE - El portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast. EFE/Archivo

El portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, confirmó hoy que las próximas negociaciones nucleares de Irán con el grupo 5+1 (integrado por Estados Unidos, el Reino Unido, China, Rusia, Francia y Alemania) tendrá lugar los próximos 21 y 22 de enero en Estambul.

"Hemos llegado a un acuerdo mutuo para dialogar el 21 y el 22 de enero", afirmó en su rueda de prensa semanal, en la que también precisó que "hasta la fecha las partes no han acordado la presencia de ningún otro país en el diálogo".

Mehmanparast calificó de excepcional la invitación de su país a grupos y representantes de organizaciones internacionales para visitar las instalaciones nucleares y lo definió como una muestra de transparencia de las actividades de Irán.

"Irán es de los países más excepcionales. Ha permitido visitar sus instalaciones nucleares a agencias y organizaciones internacionales", insistió.

El Gobierno iraní invitó a varios representantes diplomáticos extranjeros a visitar sus instalaciones nucleares, sin citar a ningún país en concreto, aunque fuentes diplomáticas destacaron que la invitación se dirigió a China, Rusia, Hungría, y varias naciones emergentes, como Cuba y Egipto.

Irán presentó esta medida "como gesto de buena voluntad", para poner fin a las especulaciones en torno a su programa nuclear y demostrar así que "sus fines son pacíficos", aunque EEUU acusó a Teherán de querer solo dividir a las potencias del Consejo de Seguridad.

La inspección de las instalaciones nucleares de Irán es tarea del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), aseguró el 7 de enero en Budapest la Alta Representante de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, en respuesta a la invitación de Teherán a visitar su programa atómico.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto varias tandas de sanciones internacionales a Irán por las sospecha de que trata de desarrollar un programa nuclear militar bajo el paraguas de sus esfuerzos atómicos civiles.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería adquirir armas atómicas.

Las sospechas se centran, sobre todo, en el programa de enriquecimiento de uranio de Irán, país que ha advertido que bajo ningún concepto renunciará a este derecho.