Archivo de Público
Martes, 11 de Enero de 2011

Los saharauis solicitantes de asilo de Fuerteventura serán entrevistados desde hoy

EFE ·11/01/2011 - 07:26h

EFE - Fuerzas de seguridad durante la búsqueda de una patera en Fuerteventura. EFE/Archivo

Funcionarios del Ministerio del Interior comenzarán hoy a tomar declaración a los saharauis que han pedido asilo político tras arribar el pasado miércoles a Fuerteventura en una lancha neumática para decidir si se tramitan o no sus solicitudes.

Si se decide tramitar estas peticiones, los saharauis, que actualmente se encuentran en el Centro de Internamiento de Extranjeros de El Matorral (Fuerteventura), podrían quedar en libertad en cuatro días.

Así lo ha anticipado hoy a Efe el asesor jurídico de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Mauricio Valiente, una entidad que desplazará a Fuerteventura a sus propios abogados para prestar asistencia letrada a los 22 solicitantes de asilo.

Estas personas expresaron a lo largo de los días siguientes a su llegada sus deseos de acogerse a la condición de asilados políticos, con el argumento, según relató Valiente, de que son saharauis que han sufrido persecución por parte del Gobierno de Marruecos.

Para Valiente, este es, de hecho, un argumento válido, puesto que, "evidentemente, la situación del Sáhara es lo suficientemente preocupante como para que sean admitidas a trámite sus solicitudes, si efectivamente estas personas son saharauis", declaró el representante de CEAR.

Matizó, no obstante, que su organización sigue, de momento, sin tener un contacto directo con ellos y que éste no se producirá hasta hoy mismo, por lo que hasta entonces no podrá pronunciarse de forma definitiva sobre si los afectados cumplen o no los requisitos legales para poder acogerse a la condición de asilados.

Y es que, en tanto no se verifique el origen y la trayectoria de todos ellos, no se podrá emitir un juicio "más allá del reconocimiento de la violación de los derechos humanos que se produce en el Sáhara", dijo.

Mauricio Valiente avanzó, en cualquier caso, que CEAR ayudará a los solicitantes de asilo político para que lo obtengan si comprueba sus testimonios y que, en ese supuesto, el Gobierno español tendrá luego cuatro días de plazo para decidir si admite a trámite sus peticiones, lo que conllevaría su inmediata puesta en libertad.

En caso de que se les denegaran sus solicitudes dispondrían de dos días para formular un recurso, conforme a lo previsto en la ley, y la Administración luego tendría otros dos días para resolver el expediente con una contestación definitiva.

Por todo lo expuesto, el asesor jurídico vaticinó que los afectados sabrán cuál será su destino en pocos días, en la medida en que las entrevistas que se les deben formular estarán acabadas, según sus cálculos, entre hoy y mañana.

Para hacerlo posible, indicó que CEAR ha programado el desplazamiento de abogados a su servicio desde Gran Canaria a Fuerteventura, adonde no descartó que se envíe también personal de refuerzo de la Administración para agilizar los trámites.

En todo caso, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha dicho que la petición de asilo político en España de esos inmigrantes "se va a tramitar exactamente igual que cuando se hace una petición de este tipo".